ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 22 de enero de 2002

La Asociación de la Magistratura rechaza las críticas a la juez Calvo

La Asociación Profesional de la Magistratura (APM), mayoritaria y conservadora, hizo público ayer un comunicado en el que considera injustificadas las críticas, efectuadas por más de un centenar de letrados, al próximo nombramiento de la juez Milagros Calvo Ibarlucea como magistrada de lo Social del Tribunal Supremo y destaca su profesionalidad.

La asociación conservadora tacha de 'gratuitas e infundadas' las 'descalificaciones globales' a la magistrada Milagros Calvo, en referencia al escrito que más de cien abogados y abogadas laboralistas dirigieron al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el pasado viernes para que no sea designada como magistrada de la Sala de lo Social, por considerar que carece de 'la capacidad profesional necesaria' para llegar al Supremo.

Milagros Calvo es actualmente magistrada de la Sala Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Según la APM, la valoración de los méritos judiciales corresponde, en exclusiva, al Consejo General del Poder Judicial y 'no depende de grupos más o menos mediáticos que, sin justificación alguna, ponen en duda la capacidad profesional de los candidatos'. La APM también ve fuera de lugar las descalificaciones que responden a 'criterios corporativistas impropios de un sistema democrático'.

El escrito del centenar de laboralistas, encabezado por Enrique Lillo, José Ignacio Montejo y Rafael Serra y firmado, entre otras, por Carmen Cañedo, Rosario Martín Narrillos y Lucía Ruano, invita al Consejo del Poder Judicial a leer las sentencias dictadas por dicha juez, 'en las que brilla por su ausencia el mínimo rigor jurídico exigible a quien aspira a ocupar plaza en el Tribunal Supremo'.

Petición de mujeres juristas

Por su parte, la Asociación de Mujeres Juristas Themis pidió ayer, en un comunicado, que el Consejo General del Poder Judicial cubra las plazas vacantes del Tribunal Supremo con las mujeres juristas que componen las ternas de candidatos a esos puestos, porque 'son altamente cualificadas' y están 'en posesión de los mismos méritos profesionales que puedan poseer los juristas'.

En opinión de esa asociación, el Supremo 'tiene que mantener la igualdad entre hombres y mujeres, y tratar de compensar la deuda histórica que ha venido produciendo un déficit democrático en la participación de mujeres en puestos de relevancia jurídica'.

Para las cuatro vacantes del Tribunal Supremo se presentan cinco mujeres, pero la única que ocupa el primer lugar en las ternas elaboradas por la Comisión de Calificación del CGPJ es Milagros Calvo, a propuesta del sector conservador. Las demás candidatas son Margarita Robles, ex secretaria de Estado de Interior; Soledad Cazorla y Alicia Camacho, fiscal y magistrada del Supremo, respectivamente, y María Teresa Freixes, catedrática de Derecho Constitucional.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana