ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 10 de enero de 2002

El arzobispo de Canterbury anuncia que dimitirá en octubre como primado de la Iglesia anglicana

George Carey, arzobispo de Canterbury, de 66 años, dejará sus funciones al frente de la Iglesia de Inglaterra el próximo 31 de octubre, una vez concluidas las principales conmemoraciones del jubileo de la reina Isabel. Su sucesor y próximo líder espiritual de una comunidad de 70 millones de anglicanos repartidos por todo el mundo será elegido por el primer ministro del Reino Unido antes de ser confirmado por la monarca.

Mientras se adelanta una lista de posibles candidatos, surgen voces a favor de la separación oficial del Estado y la Iglesia. El arzobispo de Canterbury goza de un poder extraordinario en la sociedad británica. Primado de la Iglesia de Inglaterra, ocupa un escaño en la Cámara Alta del Parlamento británico y una posición privilegiada, por encima del primer ministro, en las funciones de Estado. Estrechamente asociado a la monarquía desde tiempos de Enrique VIII, quien se proclamó 'defensor de la fe' para él y sus sucesores, es el principal maestro de ceremonias en la coronación de los monarcas ingleses.

Carey cesará de un cargo que ocupa desde abril de 1991 y tras presidir los actos más importantes del jubileo de la reina. Podría alargar su mandato hasta los 70 años -la edad obligatoria para la jubilación del papa anglicano-, pero, como señaló ayer en un comunicado, 'es un puesto muy exigente y a la vez maravillosamente absorbente y gratificante'. 'Será', dijo, 'el momento correcto para cesar'.

Su mandato se ha visto salpicado de obstáculos. Algunos los ha franqueado con firmeza y talante liberal, como la ordenación de mujeres, que puso en riesgo de división la comunidad anglicana y amenazó con el enfriamiento de las relaciones con la Iglesia católica. Otros problemas están aún sin resolver, como la crisis financiera resultante de inversiones desafortunadas y el descenso en el número de feligreses activos.

Carey ha reafirmado que 'no hay lugar para las actividades sexuales fuera del matrinomio' en la Iglesia anglicana. Por ello, su sucesor deberá decidir si el príncipe Carlos, como futuro defensor de la fe, cuenta con el apoyo de la Iglesia para contraer matrimonio con la divorciada Camilla Parker Bowles.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana