Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Pozuelo, capital de los dibujos animados

Más de 200 producciones internacionales y de vanguardia se dan cita esta semana en el festival de cine Animadrid 2001

El mundo de la animación se adueña a partir de hoy de Pozuelo de Alarcón, y en su órbita girarán, hasta el próximo sábado, más de 200 producciones de vanguardia técnica y estilística, tanto actuales como del pasado. Largometrajes, cortos, anuncios publicitarios y toda una variedad de imágenes animadas realizadas en tres dimensiones (3D), plastilina, arena, lápiz, arena y otros materiales, con mezcla de diseño artesano y magia informática, desfilarán por las pantallas de Animadrid 2001. Dos sedes, el Patronato de Cultura y la sala La Capilla del Ayuntamiento de Pozuelo, estarán a disposición de los espectadores y los profesionales.

En esta segunda edición del festival Animadrid tendrán cabida desde el experimento gráfico de Luis Eduardo Aute, Un perro llamado dolor, al Metrópolis del japonés Rintaro, sin olvidar las audacias de pioneros como el cineasta y publicitario catalán Francisco Macián y Blasco (1929-1976) o la artista alemana Lotte Reiniger, creadora de sorprendentes filigranas y siluetas animadas.

Estos autores recibirán un homenaje a su obra, con documentales sobre su trayectoria y la muestra de sus trabajos más significativos, como las irónicas mezclas de imagen real y monigotes que realizaba Macián en populares anuncios de los años sesenta. De Reiniger, nacida a finales del siglo XIX, podrá verse Las aventuras del príncipe Achmed (1925), el primer largometraje que se conserva de la historia de la animación.

En Animadrid se proyectarán cortometrajes de todo el mundo (se han recibido unos 250 trabajos), y la competición (que se inicia el martes a las cuatro de la tarde) incluye 120 cortos extranjeros y 49 españoles.

El festival dedicará una atención especial a los largometrajes españoles estrenados en los años 2000 y 2001, como El bosque animado, de Ángel de la Cruz y Julio Díez; Marco Antonio: rescate en Hong Kong, de Carlos Varela y Manuel J. García; Un perro llamado dolor, de Aute; El ladrón de sueños, de Ángel Alonso; El gran secreto, de Miguel Pujol, y La isla del cangrejo, de Joxan Muñoz y Txabi Basterretxea. Todas estas películas se ofrecerán en sesión matinal, destinadas sobre todo a grupos de escolares.

Pero los contenidos de Animadrid ponen de relieve que los dibujos animados no son cosa exclusiva de niños, y que cada vez más artistas centran sus creaciones en proyectos para adultos.

No faltará por la noche una sesión golfa, dedicada al matrimonio entre animación y música, patente en los vídeos de numerosos artistas.

Tampoco se escapa Animadrid a la órbita de la todopoderosa factoría japonesa. Está programada una sección dedicada al llamado cine anime, con 11 largos y cuatro cortos. Entre los títulos de este género, en el que reina Osamu Tezuka, figuran Black Jack, Janguru Emperor Leo (precursor de El rey León), Las mil y una noches, Jin Roh y Metrópolis.

Habrá también un recuerdo a Walt Disney, con la proyección de su original Fantasía y la versión posterior Fantasía 2000.

La cadena internacional especializada en animación Cartoon Network tendrá otra jornada especial, con la proyección de sus series más populares, como Las Supernenas, Vaca y Pollo y el reciente estreno de la mordaz Oveja en la ciudad. Cartoon Network, patrocinadora de Animadrid, concederá el Premio del Público, dotado con 3.000 euros (499.158 pesetas).

Animadrid celebró su primera edición el pasado año y tuvo como sede el Círculo de Bellas Artes, en pleno centro de Madrid. Esta vez, al término del Animadrid de Pozuelo, del 17 al 22 de diciembre, el Círculo (Marqués de Casa Riera, 2; metro Banco de España; teléfono 91 360 54 00) exhibirá en su Cine Estudio un resumen de las producciones más destacadas. El pasado año Animadrid tuvo un marcado acento español, pero en esta ocasión, sin olvidar las producciones nacionales, abre más sus puertas a la animación internacional. La presencia extranjera también se hace notar en el jurado de la sección competitiva, donde estarán el británico Barry Purves y la animadora polaca Aleksandra Korejwo, de cuyos trabajos se ofrecerá una muestra.

Las proyecciones se completarán con mesas redondas sobre las últimas tecnologías en animación, los diseños para Internet, las televisiones españolas y los derechos de antena y las coproducciones. Asimismo, unos seminarios abordarán el proceso de producción de una serie animada.

El desarrollo de Animadrid en Pozuelo forma parte de un plan para potenciar esta localidad como sede de industrias y proyectos audiovisuales. Así lo pusieron de relieve durante la presentación del festival el director general de Promoción Cultural de la Comunidad, Manuel Aguilar; la concejal de Cultura de Pozuelo, Rosario Martín Crespo, y el coordinador de Animadrid, Antonio Delgado.

Pozuelo alberga la Ciudad de la Imagen, donde, junto al enorme complejo cinematográfico Kinépolis, se encuentran las instalaciones de la cadena autonómica Telemadrid, la Escuela de Cinematografía de la Comunidad (Ecam) y los estudios de productoras de televisión y cine. TVE también va a ubicarse en Pozuelo y, en adelante, la animación audiovisual española e internacional tendrá aquí su sitio.

Animadrid 2001. Pozuelo de Alarcón. Ayuntamiento (plaza Mayor, 1). Patronato de Cultura (Las Huertas, s/n). 300 pesetas por sesión o abono de 3.000 pesetas. Seminarios y Fantasía, entrada libre. Teléfono 91 715 39 38. www.animadrid.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2001