Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un joven magrebí arrojado desde una patera en Fuerteventura

Los patrones fueron arrestados cuando huían a Marruecos

Un joven magrebí de unos 18 años falleció ahogado ayer en la costa norte de la isla canaria de Fuerteventura tras ser arrojado por la borda de la patera en la que viajaba, según relataron sus 17 compañeros, que fueron detenidos en la playa. La Guardia Civil, que alertada del desembarco por vecinos de un pueblo cercano, detuvo posteriormente a los dos patrones de la patera, ambos marroquíes, cuando huían hacia la costa africana.

El cadáver del joven magrebí fue avistado por un helicóptero flotando en aguas de El Porís, a unos diez metros de esta costa norte de la isla canaria de Fuerteventura (en el municipio de La Oliva), y rescatado por efectivos de la Cruz Roja y bomberos del núcleo turístico de Corralejo, donde anoche procedían a su identificación. Fueron precisamente vecinos de esa localidad quienes avisaron a la Guardia Civil del desembarco de inmigrantes.

El pasado domingo habitantes de otro pueblo de Fuerteventura, Las Salinas, una pequeña aldea de pescadores, fueron testigos de cómo el patrón de una patera arrojaba al mar a 16 inmigrantes, mientras éstos intentaban resistirse, probablemente porque ninguno de ellos sabía nadar.

Indignados, varios hombres se metieron en el agua, se abalanzaron sobre él para impedir su huida y le retuvieron hasta que llegó la Guardia Civil.

Ayer una patrullera del Servicio Marítimo de ese cuerpo de seguridad logró detener a los dos patrones de nacionalidad marroquí que huían a bordo de una patera de seis metros de eslora por dos de manga, que fue remolcada a puerto.

En la misma playa arrestaron, con las ropas totalmente mojadas, a los 17 compañeros del joven fallecido. Durante la tarde fueron interrogados en el juzgado de guardia de la capital de la isla, Puerto de Rosario, con ayuda de intérprete.

A 10 metros de la costa

Este grupo de irregulares subsaharianos alcanzó la playa, tras haber sido lanzados por la borda a unos diez metros de la costa, según su propio testimonio.

Anoche no se había informado de las edades y nacionalidades de los detenidos y del fallecido y se desconocía si en la expedición viajaban más personas.

Esta operación se desarrollo simultáneamente a la detención de otros 18 subsaharianos en Fuerteventura y nueve en Lanzarote.

En la primera, la Guardia Civil investiga cómo llegaron a la playa de El Caracol (municipio de Tuineje), al sur de la isla. Ocho de ellos dijeron proceder de Mali, seis de Guinea, tres de Sierra Leona y uno de Camerún.

En Lanzarote, un grupo de nueve hombres, entre los que se encontraban dos menores, alcanzó la costa en la zona de Los Ancores (municipio de Teguise), sin que, por el momento, se haya encontrado a los patrones.

En esta misma embarcación pudieron haber llegado otros seis individuos que actualmente busca la Guardia Civil. Los dos menores fueron alojados en el centro de la Cruz Roja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2001