ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 27 de noviembre de 2001

Asesinado de tres tiros el portero de una discoteca ante su novia y cuatro amigos

La policía sospecha que el fallecido fue víctima de un ajuste de cuentas

Francisco Javier Manzanares, de 27 años, portero de una discoteca, murió ayer tras ser tiroteado dentro de su coche por un hombre encapuchado, cuando aparcaba ante su casa de Móstoles en compañía de su novia y varios amigos. La víctima recibió tres disparos en el hombro, la mandíbula y el cuello. Fue trasladado al hospital Doce de Octubre, donde falleció cuatro horas después. La policía sospecha que se trata de un ajuste de cuentas, ya que en el historial de Manzanares constan seis antecedentes por lesiones, atracos y homicidio.

Manzanares regresaba sobre la una de madrugada de ayer junto con su novia y cuatro amigos a su vivienda, situada en el número 7 de la calle del Castaño, en el barrio mostoleño de Parque Coímbra. La víctima tuvo que estacionar en la calle, ya que en el garaje de su vivienda tenía guardados dos quad (motos todoterreno de cuatro ruedas). Eligió un sitio en la confluencia de las calles del Castaño y del Magnolio.

Un hombre vestido con un chándal y cubierto con una capucha salió de detrás de unos contenedores de basura y esperó a que el portero de discoteca aparcara su vehículo, un monovolumen Chrysler Voyager de color azul oscuro. Sin mediar palabra, el individuo se acercó al conductor, desenfundó una pistola del calibre 9 milímetros Parabellum y efectuó tres disparos, que alcanzaron casi a quemarropa a Manzanares. Uno de ellos le entró por la mandíbula, otro por el cuello y el tercero por la clavícula.

La novia de la víctima comenzó a gritar y a pedir ayuda al ver que Manzanares estaba cubierto de sangre. Mientras, su agresor se guardó el arma y se subió en un automóvil Audi cuyo conductor le estaba esperando en las proximidades del tiroteo. El vehículo salió lentamente para no levantar sospechas, según comentaron varios testigos.

Los amigos de la víctima llamaron desde sus teléfonos móviles a los servicios sanitarios de urgencia y a la policía. El primero en llegar fue un coche patrulla de la Policía Local. Después se desplazaron una ambulancia de la Cruz Roja y una UVI móvil del Insalud-061. Los facultativos estabilizaron a la víctima durante media hora hasta que fue trasladado al hospital Doce de Octubre, en Madrid. Este centro dispone de neurocirugía.

La novia también fue atendida, de una crisis nerviosa, por los médicos que se desplazaron al lugar. Fue trasladada igualmente al hospital Doce de Octubre. Francisco Javier Manzanares ingresó en estado crítico en el centro hospitalario y fue intervenido de urgencia. A las cinco de la madrugada falleció, mientras estaba siendo operado, según comentaron fuentes médicas. El cadáver fue trasladado ayer al Instituto Anatómico Forense.

Los agentes de la comisaría de Móstoles y del Grupo de Homicidios de la Brigada Judicial se encargan de las investigaciones. En el lugar del tiroteo encontraron dos casquillos de bala junto al vehículo. El tercero pudo caer dentro del monovolumen, ya que el asesino introdujo la mano después de que una bala rompiera la ventanilla. De esta forma hizo el disparo más cerca, según las primeras pesquisas.

Muy corpulento

Los vecinos y conocidos de Manzanares señalaron que éste era muy corpulento: medía cerca de dos metros y estaba muy musculado. Solía conducir turismos de lujo (BMW y Audi) y cambiaba frecuentemente de modelo. 'Nunca ha montado broncas. Sólo hemos oído frecuentes palizas que le daba a Tyson [un perro raza rottweiler], al que ha educado a golpes', comentó un vecino. El ahora fallecido tenía previsto vender el piso en el que residía en Móstoles y comprarse un chalé en Arroyomolinos.

Desde enero ha habido en la región 87 homicidios, lo que supone el doble de los 43 registrados en todo 2000. Móstoles ha sufrido tres asesinatos en estos once meses, incluido el de ayer.

'El Mazas' estaba fichado

Francisco Javier Manzanares, conocido como El Mazas, tenía en su ficha policial seis antecedentes por lesiones, atracos y homicidio doloso. Agentes de la comisaría de Alcorcón le detuvieron el 26 de septiembre de 2000 frente a un bar de copas de la localidad, acusado de haber causado lesiones graves con un arma blanca a un inmigrante marroquí. Manzanares era conocido por la policía, ya que había trabajado como portero de discotecas e intervino en varias peleas. Hace un año, agentes de paisano enseñaron a sus vecinos su fotografía y les preguntaron por su paradero. Durante un mes y medio estuvo fuera de su domicilio, mientras que su novia y su hermano siguieron viviendo en el piso de Móstoles. Este periódico intentó ayer, sin éxito, hablar con la familia del fallecido.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana