PÍLDORAS

Tensión en ejercicio

La elevación de la presión sanguínea durante el ejercicio parece ser un mejor indicador de una alteración cardiovascular que las cifras de presión en reposo. Este hallazgo se ha presentado recientemente en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Rehabilitación Cardiovascular y Pulmonar. La presión sistólica es la primera cifra obtenida en la lectura de la presión sanguínea, y la diastólica es la segunda. Una diferencia superior a la normal entre estos dos números, es decir, un pulso rápido, puede indicar rigidez arterial y un aumento de riesgo de enfermedad cardiovascular. El estudio indica que las personas que tenían un pulso rápido durante el ejercicio eran más propensas a alteraciones de los vasos sanguíneos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2001