Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sharon pone en marcha su defensa ante la justicia belga

Israel, siguiendo el consejo de juristas belgas, abre la defensa jurídica de su primer ministro, Ariel Sharon, contra el que pende en Bruselas una querella por las matanzas de Sabra y Chatila. La abogada belga Michèle Hirsch, que actuó como acusación civil en el juicio que condenó por genocidio a cuatro ruandeses, defenderá a Sharon intentando demostrar al juez de instrucción de que no hay caso y que dicho juez no es competente para dirimir este asunto.

Hasta ahora, Sharon y su Gobierno se habían limitado a protestar a nivel diplomático por la admisión de la querella, presentada por 28 personas, familiares de las víctimas de las masacres, el 18 de junio ante la justicia de Bélgica, que dispone de una ley de competencia universal que le permitió la condena de los ruandeses. Desde la presentación de la querella, el Gobierno belga busca la fórmula de sortear este conflicto diplomático con enmiendas a la ley, y el primer ministro israelí ha evitado pisar suelo belga.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de julio de 2001