ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 23 de julio de 2001
Reportaje:

El arduo trabajo de buscar empleo

El Servicio de Ocupación Catalán quiere mejorar la formación y ayudar a encontrar trabajo

Más información y mejores servicios de ayuda para encontrar empleo. Ese es el objetivo del Servicio de Ocupación Catalán (SOC), que nace para ayudar a buscar trabajo a los 240.000 parados inscritos en las oficinas de empleo en Cataluña. Se trata de un organismo que reúne al Departamento de Trabajo de la Generalitat, las principales organizaciones sindicales y patronales, y a los municipios. El proyecto ha entrado en el Parlament para su debate y aprobación.

Una de las iniciativas que marcarán la diferencia con la situación actual es que cada parado tendrá un tutor. Este guía lo acompañará en todo el proceso de inserción laboral. Verificará las necesidades del mercado laboral y evaluará el progreso del parado.

Para las empresas también habrá cambios. Ahora deben dirigirse a cualquiera de los centros de la Oficina de Trabajo de la Generalitat (OTG), como lo hacen los que buscan trabajo. Con la puesta en marcha del SOC podrán consultar datos por Internet. Tendrán que introducir en un ordenador las características de la persona que se busca y la cantidad que pretenden pagar. En la pantalla aparecerá sólo el número de personas disponibles. Luego la empresa tendrá que llamar a la oficina en donde está acreditada y le darán los teléfonos de cada solicitante de empleo.

Hoy, el sistema tiene sus grietas. Los parados pueden inscribirse, a través de un terminal de Servicaixa, en una OTG o en cualquiera de los centros colaboradores. Pero nadie les ofrece un seguimiento de sus datos y las redes informáticas no conectan a quienes buscan empleo con las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (Inem). La conexión está prevista para final de este año.

Ana Masllorens es una usuaria que ha vivido el resultado de los conflictos organizativos. Estudiaba sociología cuando se puso en contacto con uno de los centros colaboradores. Fue hace un año y todavía no la han llamado.

Se había apuntado en un centro colaborador para realizar un curso sobre Internet. Para ser incluida tenía que presentar un currículo y mantener una primera entrevista. Con anterioridad, debía ir a una OTG, hacer cola y obtener su tarjeta de desempleo.

Con el nuevo servicio, el usuario tendrá que realizar estos mismos trámites burocráticos, pero será más fácil que una empresa encuentre sus datos.

En Cataluña, la inserción de esos datos ya representa un doble trabajo para los empleados de la OTG. Además, sólo pueden entrar en la red del Inem los funcionarios de la OTG, pero nunca los de los centros colaboradores. Al final, en el traspaso de datos se pierde información.

El Gobierno prevé que en otoño las autonomías estén unidas en una misma red que unificará y manejará los mismos códigos: el Sistema Informático de Servicio Público de Empleo (SISPE). Más adelante esta conexión se efectuará en una red más amplia; la Red Eures, que unirá a los trabajadores comunitarios con las empresas de toda Europa.

Menos centros colaboradores

También se reducirá la cantidad de centros colaboradores. Esta iniciativa llega después del escándalo que ha afectado a las academias de formación, algunas de las cuales se han visto salpicadas por supuestas irregulariades en la realización de los cursos.

'Lo que se quiere es eliminar la cantidad de centros que no son eficientes y que no deberían estar autorizados'. Así lo afirma Ciriaco Hidalgo, secretario de Política Institucional de UGT y uno de los miembros del consejo de dirección del SOC.

Ser un centro colaborador es hoy un negocio redondo. Funcionan 1.900 en toda Cataluña. La Generalitat paga a cada uno de ellos 3.000 pesetas por cada currículo que introduce en la red, 3.500 por cada empresa y 500 por cada cambio que introduce en un currículo ya informatizado. A estas cantidades se le suman los encargos por cursos u orientaciones.

En el futuro no les será tan sencillo ganar dinero. La Generalitat no pagará por cantidad de datos suministrados, sino por trabajo terminado. El director general de Empleo, Andreu Cruañas, señala incluso la posibilidad de pagar incentivos a los centros que consigan trabajos estables para quienes tengan más dificultades en encontrar empleo.

Un usuario realiza sus trámites en una oficina del Inem. / ARDUINO VANNUCCHI

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana