Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis inmigrantes 'sin papeles' mueren cuando intentaban alcanzar las costas de Tarifa

Dos de los cadáveres fueron hallados en Tarifa en una jornada con 134 indocumentados interceptados

Los cuerpos de los cuatro inmigrantes indocumentados del primer naufragio, según fuentes de la Guardia Civil, estaban junto a una embarcación que colisionó contra las rocas. El fuerte golpe, supuestamente provocado por el oleaje, acabó con la vida de, al menos, cuatro de sus ocupantes. Así lo cree Juan Triviño, delegado de la Cruz Roja en Tarifa, que asegura que 'aún son al menos tres las personas que faltan por localizarse', según apuntan las declaraciones de los familiares.

La Guardia Civil localizó e interceptó al poco tiempo y muy cerca de este lugar a otros 45 indocumentados que se cree que viajaban en la misma expedición.

Los otros dos cadáveres se localizaron en el interior de una embarcación neumática en la zona de la playa de Los Lances. La Cruz Roja cree que en esta lancha viajaba un numeroso grupo de personas y que volcó, por lo que no se descarta que haya más desaparecidos.

Mientras tanto, la Guardia Civil interceptó a dos millas al oeste del faro de Punta Paloma a otros 51 magrebíes, entre ellos tres mujeres, que viajaban a bordo de una embarcación tipo zódiac.

Poco después, en la zona de las Dunas, fueron localizados 38 indocumentados que formaban un grupo que deambulaba por dicho paraje, entre ellos una mujer, que también caminaban juntos por las proximidades del puerto tarifeño.

Algunos de los inmigrantes interceptados en estos grupos tuvieron que recibir asistencia sanitaria en los módulos de la Cruz Roja. Es el caso de varios de ellos, que tuvieron que recibir varios puntos de sutura en la cabeza al haberse golpeado con unas rocas durante el desembarco y otros por haber sufrido traumatismos en sus extremidades.

Todos los indocumentados fueron trasladados hasta la comisaría de policía de Algeciras, mientras que los cuerpos de los fallecidos permanecen en el cementerio de Algeciras. Se cree que los cuatro primeros fallecieron por ahogamiento, mientras que los otros dos podrían haber perdido la vida al inhalar los gases producidos por la reacción química del agua salada, el carburante de la embarcación y el material del que se compone la misma.

Durante el fin de semana, en las costas de Tarifa se han hallado seis inmigrantes muertos y 333 han sido detenidos.

El subdelegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar, Rafael España, reclamó ayer un pacto de todas las administraciones para poder conseguir la regularización de los inmigrantes que lleguen a nuestro país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de julio de 2001