Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Polémica en Lanjarón por la cesión de agua a la embotelladora

La aprobación de un acuerdo por el que el Ayuntamiento de Lanjarón (Granada) cederá a la empresa embotelladora cinco litros de agua por segundo de los caudales públicos a cambio de 60 millones de pesetas iniciales, que serán administrados por una fundación, ha provocado las protestas de vecinos, ecologistas y del Partido Andalucista. El convenio de cooperación es paradójicamente el final de un conflicto administrativo causado por la paralización hace un año por parte del municipio, gobernado por el PP, de unas obras de captación de agua que carecían de licencia ejecutadas por de Aguas de Lanjarón SA.

Las dos fuentes que la empresa manipuló en julio de 2000 no han vuelto a manar. Curiosamente, una de las contrapartidas del acuerdo que firmará el Ayuntamiento, que le reportará asimismo una ambulancia y una máquina barredora, consiste en la reposición de los caudales perdidos.

Los ecologistas consideran 'infantil y temeraria' la negociación ya que la empresa, asegunran, 'pretende realizar nuevas captaciones para aumentar su producción privada con una materia prima que es de todos'. El PA, por su lado, ha criticado la 'falta de transparencia informativa' de la negociación y va a pedir que se forme una comisión de seguimiento.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de junio de 2001