ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 9 de junio de 2001
Entrevista:FERNANDO CALDERÓN | SACERDOTE JESUITA

'Las reformas del FMI matan más gente que la guerra'

Fernando Calderón ha vivido desde la primera línea de lucha el derrocamiento de la dictadura en Nicaragua y la instauración del Gobierno sandinista en 1979. Tras la revolución, dirigió la campaña de alfabetización en su país, donde fue ministro de Educación seis años. Ahora, a sus 67 años, este sacerdote jesuita está empecinado en educar a los más pobres. Esta labor la canaliza a través de la ONG Fe y Libertad y ahora busca fondos en España para este fin, ya que duda de los buenos usos que actualmente se hacen en Nicaragua con los fondos humanitarios que llegan al gobierno.

P. Lo mejor y peor del sandinismo.

R. Lo mejor es que desde el principio se decidió transformar el país a favor de los pobres. Se cometieron errores, pero siguiendo esa dirección, algo que no se da en ningún otro lugar de Latinoamérica. Luego el sandinismo pierde porque la situación de guerra impuesta por Estados Unidos era tan dura que el número de muertos crecía. Así, se lanzó el mensaje de que las elecciones no eran entre Daniel Ortega y Violeta Chamorro, sino entre la muerte y la vida, entre la guerra y la paz. No fue un error de los sandinistas, nos defendimos de la agresión norteamericana.

P. ¿Por qué invadieron Nicaragua?

R. No podían permitir que se hiciera la verdadera independencia en el 19 de julio de 1979. En el contexto de Latinoamérica era un mal ejemplo. Hacer una revolución a favor de los pobres en el marco de América Latina suponía un buen ejemplo dado por Nicaragua y Estados Unidos no lo podía permitir.

P. ¿Y qué ha pasado con el sandinismo?

R. Tuvo errores en su mandato, pero los peores los ha cometido después. Me separé de ellos por la corrupción en la que han caído. Han dejado de ser todo lo que eran.

P. ¿Por qué no les interesa a los políticos latinoamericanos acabar con la pobreza?

R. Más que políticos, son sectores empresariales instalados en el poder. A estos no les interesan los pobres, ni siquiera los ven, sólo piensan en sus negocios. La insensibilidad de las potencias que abanderan la globalización se traslada a estos empresarios que sólo defienden sus capitales.

P. ¿Y si el pueblo muere?

R. No les importa. En esto les apoya el Fondo Monetario Internacional, que requiere menos inversión en educación, salud y en bienestar social en nuestros países. El FMI es uno de los sujetos de mayor sufrimiento para nuestros países. Las reformas que impone a los estados matan más gente que la guerra.

P. ¿Desde dónde se hace más, desde un ministerio o con Fe y Libertad?

R. Sin duda, desde un ministerio. Ahora puedo ayudar a 10.000 jóvenes de Nicaragua, pero en el poder uno puede legislar para todos. Ahora, a los políticos no les interesan los pobres. En Nicaragua está instalado el Estado botín, es decir, saquear el Estado.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana