Selecciona Edición
Iniciar sesión

El PSOE tacha de 'regresiva' la ley de asociaciones que impulsa el PP

La diputada del PSOE Leire Pajín tachó ayer de 'conservador y regresivo' el anteproyecto de Ley Orgánica Reguladora del Derecho de Asociación, que en breve aprobará el Consejo de Ministros. Esta ley incluye una disposición adicional que prohíbe a los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil la posibilidad de constituir, participar, promocionar o pertenecer a asociaciones que 'impliquen la defensa de sus intereses económicos, sociales o profesionales'.

El PSOE, que defendió sin éxito en el Congreso una propuesta alternativa, critica que el PP no haya consensuado su texto con los agentes sociales y las ONG. Pajín también criticó el secretismo con que el PP ha elaborado el anteproyecto de ley, del que el PSOE sólo conoce las líneas principales 'a través de la prensa'.

Sin embargo, sí se sabe que el Gobierno pretende que el Ministerio del Interior continúe controlando el Registro Nacional de Asociaciones, que el PSOE quería trasladar al Ministerio de Presidencia. 'Si hasta ahora el Registro ha dependido de Interior es porque la ley de asociaciones actual es predemocrática', afirmó Pajín.

Consejo de la Guardia Civil

Por otra parte, el ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró ayer en el Congreso que hará 'un esfuerzo' para conseguir que antes de que acabe el año se apruebe el decreto ley de creación del Consejo Asesor de Personal de la Guardia Civil, aunque matizó que no estaba en condiciones 'de dar una fecha concreta'.

Rajoy, no obstante, previno ante cualquier intento de crear entidades reivindicativas. 'No va a haber ni sindicatos ni asociaciones de carácter reivindicativo en la Guardia Civil', dijo.

El portavoz socialista Victorino Mayoral le reprochó 'la tardanza' en la aprobación del citado decreto y subrayó que 'el Ministerio del Interior está tirando para que se apruebe, mientras que Defensa está debilitando el proyecto'. La tramitación del texto, que prevé elecciones democráticas en la Guardia Civil, ha paralizado Defensa, por temor a que sirva de modelo para los consejos de los ejércitos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de junio de 2001