Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal antidroga investiga si 22 vecinos de Natzaret blanquean dinero

Dos sumarios recogen pruebas de que sus fondos proceden de la droga

Luis Sanz, fiscal antidroga para la Comunidad, aseguró ayer que los dos sumarios abiertos en los que se investigan operaciones de blanqueo de dinero procedente de la tráfico de drogas tendrán en breve señalado el juicio. En las dos causas ha sido fundamental la aportación de información por parte de los vecinos y ambas demuestran la concentración de familias dedicadas a la venta de drogas en el barrio de Natzaret de Valencia.

Sanz afirmó que las denuncias que realizan los vecinos 'en el caso de Natzaret o Grau como en otros nunca caen en saco roto'. Y añadió: 'se investigan todas las denuncias pero lo difícil es llegar al complejo entramado que esconde las operaciones de blanqueo de dinero. Reunir todas las piezas es difícil, son varias las instituciones implicadas y a veces no es nada sencillo probar algo que para los vecinos es evidente y les parece que los traficantes actúan con toda impunidad. No es así, se investiga todo lo que se puede pero con los recursos que tenemos y sin olvidar que es complejo demostrar que un capital procede del tráfico de estupefacientes'.

Para el fiscal antidroga 'sería necesario crear unidades de investigación de blanqueo de capitales en las que trabajasen especialistas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil junto a otros capaces de penetrar desde diversos ángulos en el entramado del tráfico de drogas y los delitos económicos que ello provoca'.

Luis Sanz se reunió ayer en la sede de la Fiscalía en la Audiencia de Valencia con Carmen Vila, presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia; el responsable de dicha organización en temas de droga, Toni Pla; y José Antonio Barba, nuevo vocal.

Al término del encuentro, los representantes vecinales se mostraron satisfechos de la conversación mantenida con Sanz y aseguraron que los puntos de vista fueron coincidentes. 'La reunión ha sido fructífera en la medida que hemos podido comprobar que el fiscal antidroga está sobre el asunto. Es cierto que reconoce que los recursos son limitados y que no siempre la respuesta de otras instituciones a las que se reclama información responden con la rapidez deseada. Pero al mismo tiempo nos ha hecho hincapié en la complejidad que encierran delitos como el blanqueo de dinero', afirmó un portavoz de la Federación.

Vecinos y fiscal intercambiaron propuestas y visiones tanto sobre la droga como sobre la prostitución. Sanz señaló: 'La prostitución es un tema que hay que afrontar, no sirve cerrar los ojos. En mi opinión, sería conveniente estudiar el ofrecimiento de los clubes de alterne o cualquier otra propuesta orientada a facilitar ayuda a los colectivos que la necesitan. Lo que no es aceptable es que ocurra lo que está ocurriendo y se mire para otro lado. Debería tomar decisiones quien corresponda'.

Sanz afirmó también que 'hay que tomar medidas, como las que se han tomado de distribución de heroína en enfermos terminales o estudiar la implantación de las salas de punción, va en beneficio de la calidad de vida de esas personas afectadas'.

Los vecinos coincidieron también en ese planteamiento enfocado a los toxicómanos. Sin embargo, reclamaron el máximo interés para acabar con los traficantes que se han instalado en barrios como Natzaret. 'Las medidas policiales son insuficientes, frenan la inseguridad ciudadana proporcionando una falsa visión de control. Y eso se demuestra cada vez que disminuyen los efectivos'. Con ello, los portavoces vecinales se referían a la tranquilidad vivida en la calle de Ifach de Natzaret durante el mes de mayor presencia policial y que ya ha vuelto a ser un mercado sin disimulos en la venta al menudeo de familias enteras.

Los vecinos estudian ahora solicitar una reunión con el consejero de Economía y Hacienda, Vicente Rambla, para tratar los aspectos referidos a las investigaciones de blanqueo por tráfico de drogas.

Atrincherados en Natzaret

La cifra de 22 personas residentes en el barrio de Natzaret investigadas por blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas demuestra una concentración de traficantes atrincherados en la zona. Los vecinos llevan meses denunciando el espectáculo al que asisten día a día. Familias sin oficio ni beneficio que venden droga en sus casas, en la calle o por teléfono con aparente impunidad y luciendo coches de gran cilindrada y reformas domésticas millonarias. Algunos casos son llamativos: una vieja casa rehabilitada en la que ha sido necesaria una viga extra para soportar el peso de una lámpara propia de un liceo o la instalación de cámaras alrededor de una casa para vigilar quién se acerca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2001

Más información