Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

Muere un magrebí al huir de un control judicial

Un inmigrante indocumentado, de origen magrebí, falleció en la madrugada de ayer al caer por un barranco de unos diez metros de altura cuando intentaba eludir la presencia de la Guardia Civil, que patrullaba por la carretera N-340, en el término municipal de Tarifa (Cádiz). El inmigrante deambulaba por el arcén de la carretera, a la altura del kilómetro 86,9, junto a otros cinco compañeros. Al percatarse de la presencia de los agentes, según la versión de la Guardia Civil, el grupo intentó huir. Dos de sus componentes fueron detenidos. El inmigrante que falleció se precipitó por un barranco, de unos diez metros de altura y próximo a la carretera, probablemente porque la oscuridad le impidió ver el desnivel.

Una unidad móvil del centro de emergencias sanitarias 061 que se encontraba cerca acudió al lugar del suceso, pero los equipos médicos no pudieron hacer nada por reanimar al hombre, de unos 30 años, que falleció como consecuencia de los golpes sufridos en la caída. Su cuerpo fue trasladado a Algeciras para practicarle la autopsia.

La Guardia Civil también interceptó ayer, sobre las 3.50, a tres millas al sur de Punta Tarifa, una embarcación ocupada por 54 magrebíes que trataban de alcanzar la península.

La policía del puerto de Algeciras (Cádiz) también descubrió el jueves por la noche a dos menores magrebíes indocumentados, de unos diez años, que estaban escondidos tras un camión cerca del aparcamiento portuario para vehículos pesados.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de abril de 2001