ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 5 de marzo de 2001

Un hombre desaparece arrastrado por la crecida de un río en Sevilla

La intensa lluvia causa desalojos y cortes de vías

Los efectos del temporal de lluvia que sufre Andalucía desde el jueves mantendrán cortada la línea de tren en Jaén durante los próximos cuatro días. El desbordamiento de afluentes del Guadalquivir obligó también al desalojo de 100 personas en Andújar. En la capital jiennense se derrumbó el techo de una vivienda sin causar daños personales y el sótano del teatro Darymelia quedó anegado.

La crecida del arroyo Salado, que desemboca en el Guadalquivir, ha sido el origen del corte ferroviario. El agua ha dañado los estribos de un puente sobre el que pasa la línea férrea entre las localidades de Andújar y Arjonilla. La reparación de daños se prolongará hasta el próximo día 8, según informaron fuentes de Renfe. Los trenes diurnos que utilizan esta línea tendrán recorrido alternativo por carretera durante estos días. Concretamente se han visto afectadas las líneas que unen Jaén con Córdoba y Sevilla, la de Málaga-Zaragoza y la que llega hasta Barcelona. Los trenes nocturnos tomarán un recorrido alternativo para evitar la vía de Jaén. Esta situación afecta a los trenes que unen Algeciras y Madrid y al Talgo Gibralfaro. Los trenes de mercancías se van a desviar a la línea de Bobadilla.

La población que más ha padecido la fuerte lluvia ha sido Andújar, donde el Guadalquivir ha provocado la inundación de una isla y fueron evacuados los habitantes de las 30 viviendas que hay en la zona. La junta local de Protección Civil vigiló la evolución del río. 'La situación parece estabilizada, pero todo depende de si sigue lloviendo y en qué cantidad lo hace. Esto es una incógnita', explicó el alcalde, Antonio Cuenca.

En Córdoba, el desembalse de varios pantanos provocó la madrugada del domingo desbordamientos del río Guadalquivir en distintos puntos de la capital, según informó el teniente de alcalde de Seguridad, Juan Pablo Serrano, quien añadió que durante la noche del sábado los bomberos se vieron obligados a evacuar a 15 personas que habían quedado atrapadas por el agua en una finca junto a la estación ferroviaria de Los Cansinos. Los desbordamientos se produjeron en las barriadas de Alcolea y Majaneque, en las inmediaciones del aeropuerto y en Casillas.

Aunque el temporal de lluvia y viento remitió ayer considerablemente respecto a los días anteriores, se mantuvieron los dispositivos de emergencia ante las importantes crecidas de los ríos Guadalquivir y Genil a su paso por Córdoba y Palma del Río, respectivamente. En esta localidad cordobesa las crecidas afectaron a la huerta baja, de donde se han tenido que desalojar a varias familias.

Protección Civil y técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir controlaban a ayer en esa localidad los niveles del río.

En el resto de España también las lluvias provocaron algunas crecidas de ríos que provocaron inundaciones en zonas del Bierzo (León). El Pisuerga se salió algo de su cauce en Valladolid, por lo que se cortó el acceso en vehículo al paseo de las Moreras.

Protección Civil mantenía para hoy la alerta por lluvias y vientos en Galicia, Castilla y León, Navarra, La Rioja, Canarias y Aragón, donde persiste el riesgo de aludes.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana