ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 3 de marzo de 2001
Entrevista:MAKELELE | JUGADOR DEL REAL MADRID | 25ª jornada de Liga | FÚTBOL

'Sé cómo mover rápido el balón'

En las oficinas y el vestuario del Bernabéu el acierto en boga recuerda que hay un jugador fogoso que sabe cortar el juego del rival. La frase repiquetea con sonido extraño: 'En Riazor echamos de menos a Makelele'. Bajo una lluvia torrencial, ayer, el interesado, Claude Makelele (Kinsasha, República del Congo, 1973), no se sorprendía de su triunfo en el Madrid, pero sonreía levantando las cejas mojadas. 'Es que yo tengo mucha calidad', advirtió, como si no fuera sólo músculo lo que puede ofrecer este medio centro de contención con el que Fernando Redondo, la temporada pasada, soñó como pareja en el doble pivote.

Pregunta: Usted no se inmuta con el agua. Si mañana [por hoy], contra el Barcelona, también llueve a cántaros, estará preparado.

Respuesta: Si el campo está mojado, nos vendrá bien para nuestro juego porque el balón se podrá mover rápido.

P. El Madrid venía jugando mejor que el Barcelona y, sin embargo, en el partido de la primera vuelta, en el Camp Nou, no pudo imponerse. ¿Cuál fue el error?

R. El error fue que no jugamos. Si hubiéramos jugado, el resultado habría sido otro. Ahora tenemos que demostrar que esto es así.

P. ¿Dejó el Madrid demasiada libertad a Xavi?

R. Exacto. Ellos tenían libertad en el medio campo. Jugaban de lado a lado, movían el balón como querían.

P. ¿Y por qué no marcó a Xavi entonces? ¿Tan difícil le resultó?

R. No. El problema no fue ése, sino que cuando robamos la pelota la jugamos mal. Estábamos demasiado preocupados por marcar rápido y terminamos por salirnos del partido. No estábamos en el campo.

P. ¿Tanto afecta el miedo al público?

R. No. Nos metieron un gol muy rápido y nos preocupamos. Perdimos el balón, no lo pudimos tocar y corrimos para aquí y para allá sin tocar bola. Por eso es que estábamos tan mal.

P. Ahora, en lugar de Xavi, estará Guardiola. Y esto significa que, a priori, será fácil marcar al Barça: sólo habrá que tapar a Guardiola.

R. Xavi y Guardiola son parecidos. Se paran en el mismo lugar y saben mover un equipo. Pero el problema no es marcar a Guardiola, sino evitar que reciba el balón. Sobre todo, aquí, donde pensar en ellos es adaptarnos a ellos. Como locales, no podemos permitirlo.

P. ¿Helguera juega bien gracias a que usted lo aguanta por detrás?

R. Y yo juego bien gracias a él. Hacemos un buen tándem. Tenemos buen rollo. Nos comunicamos bien y mucho. Sabemos que nos podemos ayudar el uno al otro y eso favorece al equilibrio del equipo.

P. De pronto, se habla de usted como un insustituible. ¿A qué atribuye su éxito en el Madrid?

R. Al trabajo.

P. ¿Qué es el trabajo?

R. Miro a mis compañeros en los entrenamientos y observo qué pueden aportar y cómo lo hacen mejor.

P. A todas luces, usted es un portento físico. ¿Tiene virtudes técnicas escondidas o difíciles de apreciar?

R. Tengo mucha calidad y creo que sé complementar la técnica con el físico.

P. O sea, que sabe esconder una pelota.

R. Sí [riendo], la piso a la derecha y la saco por la izquierda.

P. ¿Le gusta que lo consideren como una máquina de robar balones?

R. Hombre, además de robar un balón, sé cómo moverlo rápido.

P. ¿Por qué insite tanto en asegurar el pase corto a Helguera?

R. No, no, no... Hay que dar en largo y hay momentos del partido en que hay que tocar un poquito en corto para que el equipo espere y salga. Yo hago mucho juego en horizontal, a Helguera, y para atrás, a Hierro. Hierro es el que juega en largo. Esta compensación es buena para el equilibrio.

P. Apenas sube al área rival.

R. Es el equilibrio del que hablo. Tenemos mucha gente por delante de la defensa. Jugadores muy ofensivos. Alguien tiene que ser la referencia en el medio.

P. ¿Se considera el eje de la rueda?

R. No soy ningún eje. Hay un equilibrio y cada uno sabe lo que debe hacer.

P. Ha cambiado su teléfono móvil y ya no se lo da a los periodistas. ¿No le parece que comienza a comportarse como un crack?

R. Yo no soy un crack. Si no doy mi teléfono es porque mi novia no quiere.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana