ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 2 de marzo de 2001

Detenidos tres miembros de una banda que tenía en vilo la hostelería de Lleida

Los arrestados asaltaban los establecimientos con escopetas recortadas

Cuatro meses han tardado los Mossos d'Esquadra en desarticular una peligrosa banda de atracadores que el pasado otoño tuvo en vilo al sector de la hostelería de la provincia de Lleida. Los delincuentes, tres hombres y una mujer con numerosos antecedentes delictivos, pasarán hoy a disposición judicial como presuntos autores de varios delitos de tentativa de homicidio, robo con violencia, intimidación, detención ilegal, utilización ilegítima de vehículos y daños. Los tres detenidos son vecinos de Lleida.

El amplio dispositivo desplegado por la policía autonómica de las comisarías de Lleida y Cervera, tras varios golpes atribuidos a la banda de la recortada -así era conocida porque utilizaban una escopeta recortada-, ha dado como resultado la detención de Antonio J. B., de 19 años; Domingo J. B., de 25, y Josefa P. H., de 34. El cuarto integrante, Genaro C. H., de 27 años, está preso desde diciembre en el Centro Penitenciario de Ponent por su implicación en otro hecho delictivo.

Los restauradores pueden respirar tranquilos, ya que estos atracadores siempre actuaban con gran violencia, iban encapuchados e intimidaban a las víctimas con una escopeta de cañones recortados y varias armas blancas. Antes de dar el golpe solían vigilar el local y controlar los movimientos, horarios y hábitos de sus propietarios para poder actuar con mayor facilidad y asegurarse el botín.

El carrusel de fechorías comenzó el pasado 23 de octubre, cuando el vecino de Torrefarrera Juan M. S. fue tiroteado desde un vehículo en marcha ocupado por cuatro encapuchados, posiblemente porque le confundieron con su hermano, propietario de un restaurante situado a la entrada de la población.

Los hechos ocurrieron sobre la una de la madrugada. Los dos hermanos habían abandonado el local al mismo tiempo, pero en vehículos diferentes. Minutos después, un coche se situó en paralelo al de Juan M. S., como si fuera a adelantarle, y éste vio que el copiloto le estaba apuntando con una escopeta de cañones recortados.

Dos días después, según los Mossos d'Esquadra, los atracadores volvieron a actuar en un restaurante de la localidad de Bell.lloc durante la misma franja horaria. En esa ocasión, los detenidos entraron en el local, que ya estaba cerrado al público, y cuando se interpuso en su camino el hijo del propietario no dudaron en disparar contra él y le causaron heridas en el tronco y en las piernas. Los malhechores huyeron con un turismo que habían robado en Mollerussa y que dejaron abandonado en la localidad de Sidamunt.

El tercer atraco atribuido a esta peligrosa banda se registró en la madrugada del 13 de noviembre en un bar de la localidad de Sant Antolí. Los asaltantes, que también irrumpieron en el local cuando ya no había clientes, actuaron con una gran violencia, ya que no sólo se limitaron a maniatarles y amenazarles con el arma, sino que les amenazaron con matar a sus hijos si no les entregaban todo el dinero. Los hechos sucedieron alrededor de la una de la madrugada.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana