ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 4 de enero de 2001
AGITACIÓN EN EL PANORAMA ECONÓMICO

La decisión de Greenspan frena la reacción del euro

El euro vivió ayer una jornada agridulce. Tras lograr un cambio oficial de 0,9530 dólares (máximo desde principios de julio), se desfondó tras conocerse la bajada de tipos en EE UU. La recuperación del euro ha sido firme desde hace varias sesiones y hacía presagiar a los analistas una pronta paridad uno por uno entre la moneda europea y el dólar. La depreciación se produjo justo en el día en que la moneda europea en la Bolsa de Atenas.

Sin embargo, por la tarde, el euro comenzó a flojear debido a las ventas que se producían en los mercados de divisas y que responden a recoger las ganancias que los inversores habían conseguido en las últimas sesiones. Unas realizaciones de beneficios -las divisas se negocian en un mercado de oferta y demanda- que llevaron al euro a situarse en los 0,94 centavos.

Pero la sesión todavía deparó más sorpresas cuando la autoridad monetaria estadounidense decidió recortar sus tipos de interés para situarlos en el 6%, medio punto menos que el que regía hasta entonces. Un recorte de los tipos que supone un brusco cambio de tendencia, tras las seis subidas que en los últimos años ha practicado la Reserva Federal para amortiguar el crecimiento económico de Estados Unidos con el fin de que no provocase tensiones inflacionistas.

En ese momento, el euro perdió todavía más fuerza y a última hora de la tarde se cotizaba a 0,928 centavos de dólar (179,19 pesetas). Un vaivén muy claro en la marcha de la divisa europea a lo largo de la jornada de ayer donde se abrió una horquilla de más de cinco pesetas de valor.

El BCE se reúne hoy

El Banco Central Europeo se reúne hoy en las habituales sesiones de los jueves. Los analistas no esperan ningún movimiento en los tipos de interés europeos para esta jornada. Eso sí, apuntan que el dólar, con esta rebaja de los tipos de interés, se mantendrá firme sobre todo si estas medidas tienen una repercusión en la marcha del crecimiento de Estados Unidos que amenaza con una aterrizaje brusco.

Los analistas echan en falta en Europa un liderazgo en el diseño en la política monetaria que realiza el presidente del BCE, Win Duisenberg, lo que sirve para explicar la debilidad del euro. Frente a los consensos europeos la voz única de Greenspan se envidia.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana