Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PROBLEMAS DE LA INMIGRACIÓN

Un magrebí muere por el disparo de un guardia civil tras desembarcar de una patera en Tarifa

Un magrebí indocumentado, de entre 26 y 28 años de edad, falleció durante la madrugada de ayer, poco después de desembarcar de una patera en la costa de Tarifa (Cádiz), como consecuencia de un disparo procedente del arma reglamentaria de un guardia civil. Según la nota oficial facilitada por la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, el disparo se produjo durante el forcejeo entre el magrebí y el guardia que intentaba detenerle. Se trata del primer inmigrante que pierde la vida por la acción de las Fuerzas de Seguridad del Estado para tratar de impedir su entrada ilegal en España.

Agente "contusionado"

Fuentes de la Guardia Civil aseguraron ayer que, "en principio, todo apunta a que la muerte fue absolutamente fortuita", en el transcurso de un forcejeo. También la Subdelegación del Gobierno en Cádiz insistió en esta tesis, al calificar de "accidental" el disparo que acabó con la vida del joven, del que sólo se sabe que se trata de "un varón de entre 26 y 28 años y rasgos magrebíes", ya que no llevaba documentación en el momento de los hechos.En la nota se asegura que efectivos de la Guardia Civil de Algeciras avistaron sobre las dos de la madrugada de ayer "a una embarcación que se aproximaba a las costas de Tarifa, a la altura del Tejar, alertando a las patrullas de servicio, que acudieron a la zona y procedieron a la interceptación de nueve personas de origen magrebí que habían entrado ilegalmente en territorio nacional". Los dos patrones de la patera fueron detenidos.

"Según las primeras averiguaciones", agrega la nota, "un componente del Cuerpo que participaba en las labores de rastreo localizó a una persona que trataba de huir, dándole alcance. En ese momento, el agente es empujado y en ese forcejeo se produce un disparo que alcanzó a la víctima en el costado izquierdo, cerca de la axila".

Aunque la nota no lo detalla, fuentes de la Guardia Civil explicaron que la patrulla se dispersó para perseguir a los inmigrantes, por lo que el agente, cuya identidad no se ha facilitado, se encontraba solo cuando se produjo la muerte del magrebí. Antes de alcanzarle, agregaron las mismas fuentes, empuñó su arma y disparó al aire, dándole el alto al inmigrante, quien continuó huyendo. Por eso, concluyen las citadas fuentes, llevaba el arma montada y en la mano cuando éste se dio la vuelta y le empujó.

Según la nota oficial, "el propio agente trató de auxiliar al herido hasta la llegada de una dotación del 061 que intentó reanimarlo sin éxito". Además, al caer al suelo el agente sufrió contusiones, de las que fue posteriormente atendido en el hospital Punta Europa.El Juzgado de Instrucción número 4 de Algeciras, que se encontraba de guardia, ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al cementerio de dicha localidad para la práctica de la autopsia. Ésta deberá confirmar si la trayectoria del proyectil, como se ha dicho, es ascendente con orificio de entrada entre el costado y la axila. Ese juzgado se ha hecho cargo de las diligencias abiertas para aclarar la muerte, en tanto la Guardia Civil, según la nota oficial, "ha abierto una investigación interna, causando el citado agente baja para el servicio", pero no aclara si se debe a las contusiones sufridas o a una medida cautelar. De confirmarse la versión oficial, habrá que determinar si el disparo al aire y la persecución de un inmigrante con el arma montada constituyen un comportamiento imprudente o un uso desproporcionado de la fuerza.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, solicitó una investigación "para que haya transparencia y una tranquilidad absoluta". Asimismo una de las principales ONG de la zona, Algeciras Acoge, pidió que se indague lo ocurrido. Su presidente, Fernando García, destacó que se trata de un hecho "anómalo", ya que la Guardia Civil de Tarifa "siempre ha tenido un trato muy correcto" con los inmigrantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de diciembre de 2000

Más información

  • El subdelegado del Gobierno en Cádiz dice que la pistola se disparó accidentalmente en un forcejeo