ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 2 de diciembre de 2000
SEGURIDAD ALIMENTARIA

La UE insta a España a que "haga efectivas las leyes" contra el mal de las 'vacas locas'

David Byrne critica a Celia Villalobos por decir que hay mataderos ilegales en vez de cerrarlos

EMILIO DE BENITO Madrid 2 DIC 2000

El comisario europeo de Sanidad y Protección al Consumidor, David Byrne, aseguró ayer en Madrid que el hallazgo en Lugo de una res enferma de encefalopatía espongiforme bovina, o mal de las vacas locas, no le había sorprendido y pidió al Gobierno español que "haga efectivas las leyes" para evitar futuros casos y restablecer la confianza del consumidor. El comisario enmendó la plana a la ministra de Sanidad, Celia Villalobos, por desaconsejar el consumo de "gangas" porque hay mataderos ilegales. De lo que se trata, dijo Byrne, es "de encontrar los mataderos clandestinos y cerrarlos".

Byrne aprovechó su estancia en Madrid con motivo de la asamblea anual de la Oficina Europea de Asociaciones de Consumidores para explicar las propuestas de la Comisión Europea destinadas a atajar la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o mal de las vacas locas y recuperar la confianza de los consumidores. En esta línea, exigió que el Gobierno español retire el embargo parcial al vacuno francés e irlandés. Es una medida unilateral que, a juicio de Byrne, "socava la confianza de la población", ya que ante un mismo problema el consumidor recibe respuestas diversas. "No existe ninguna justificación para mantener el embargo. Espero que España lo tenga en cuenta, sobre todo, después de las medidas anunciadas por la Comisión y que se basan en documentos científicos para garantizar la seguridad de los alimentos", dijo Byrne.Para el comisario europeo, que aprovechó su visita a Madrid para entrevistarse con los ministros españoles de Agricultura y Sanidad, el problema de España y Alemania, los dos países que han detectado en las últimas dos semanas casos de vacas locas en su cabaña, es que "creían que estaban libres de la encefalopatía espongiforme bovina". "Para mí no ha sido una gran sorpresa que aparezcan animales contagiados", afirmó Byrne, quien aseguró que "si se ha producido un hallazgo, lo más probable es que aparezcan más".

"Aunque entiendo que la noticia ha debido ser una conmoción para los consumidores, no existe el riesgo cero en la vida", sentenció el comisario, quien pidió que se hagan efectivas las leyes para conseguir que se recupere la confianza en el producto. En esta línea, el responsable sanitario de la UE afirmó que si el problema era que las harinas destinadas al ganado vacuno estaban contaminadas por piensos animales (práctica prohibida desde 1996) ello se debe a que "los controles establecidos no son los adecuados".

Sobre el coste que supondrá la eliminación de los despojos o materiales específicos de riesgo del ganado vacuno (espinazo, sesos, ojos, bazo y posiblemente a partir del 1 de enero también los intestinos completos), Byrne aseguró que cuando se planteó la necesidad de hacerlo, ningún país manifestó que ello no fuera posible. "El importe [calculado en 1.500 pesetas por animal] no debería ser un obstáculo frente a lo que es un problema de sanidad pública. Y si cuesta, que se repercuta en el precio de la carne. No se puede poner precio a la salud pública", proclamó.

Byrne tampoco dejó pasar la ocasión para mostrar su preocupación por las declaraciones de la ministra de Sanidad y Consumo en las últimas semanas. El pasado 22 de noviembre, el mismo día en que se confirmó en España el primer caso de una res afectada del mal de las vacas locas, Celia Villalobos se refirió a la existencia de mataderos clandestinos. Una semana después, la ministra continuó: "No compren ustedes carnes de ganga, cómprenla en un establecimiento con todas las garantías". Al mismo tiempo Villalobos recordó lo que sucedió en España con el aceite de colza, cuya venta estaba prohibida para el consumo humano, pero que se compraba porque era barato. Y concluyó: "El que sacrifica una vaca de forma ilegal lo hace por pillería, porque siempre hay que llevar estos animales a un matadero autorizado".

"No se trata de recomendar a los consumidores que no consuman, sino de encontrar los mataderos clandestinos, y cerrarlos", le respondió ayer el comisario europeo, quien añadió que esperaba que la ministra discutiese con él esas afirmaciones.

Anoche, Villalobos se limitó a declarar en Málaga que Byrne, en la reunión que habían mantenido, la había felicitado, junto a su homólogo de Agricultura, por las medidas tomadas en España, informa Antonio Chávez.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana