Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rato amenaza al PSOE por sus críticas "a la casta empresarial del PP"

Madrid La crispación se agudizó ayer en el Congreso. El vicepresidente segundo, Rodrigo Rato, asumió mal las ácidas críticas de un diputado del PSOE contra los nombramientos del Gobierno en las empresas públicas luego privatizadas, que descalificó como "la casta empresarial del PP". Rato llegó a amenazar con bloquear las negociaciones para nombrar al ex portavoz parlamentario socialista Luis Martínez Noval vocal del Tribunal de Cuentas. No fue la única amenaza. El vicepresidente primero, Mariano Rajoy, también advirtió de que podría "tomar medidas" contra el portavoz del PSOE, Jesús Caldera, por sus duros comentarios sobre una polémica intervención del ministro Miguel Arias Cañete sobre el Plan Hidrológico.

Hacía cinco semanas que no se celebraba una sesión de control al Gobierno en el Congreso y los oradores en liza se midieron en un clima raro, casi propio de final de legislatura.La sesión empezó con una disputa entre los líderes del PSOE y de IU, José Luis Rodríguez Zapatero y Gaspar Llamazares, con José María Aznar por la pérdida de poder adquisitivo de las familias por culpa de una inflación que ha "duplicado" las previsiones oficiales. Ambos subrayaron que la pérdida de poder adquisitivo por "el error" del Gobierno se concentra en trabajadores y funcionarios, ya que los "beneficios de las empresas han crecido un 45%".

Zapatero instó a Aznar a "liberalizar de verdad", a reforzar la competencia y a permitir que bajen los impuestos sobre los hidrocarburos para atajar el alza de precios y no castigar a las rentas más bajas. El presidente le respondió que gracias a la creación de empleo las "rentas salariales [el total de la masa salarial] han crecido un 11%", y que él tiene que mantener el 2% como objetivo de inflación porque así se lo impone el Banco Central Europeo. Ni Zapatero ni Llamazares le dijeron que el BCE le insta a cumplir ese objetivo, no sólo a nombrarlo.

La contienda se encrespó aún más cuando Caldera reprochó a Rajoy las revelaciones de Arias Cañete sobre cómo pretende el Gobierno y su presidente aprobar el Plan Hidrológico Nacional: "por cojones" y como un "paseo militar". Caldera aprovechó para denunciar la "tibia reacción del Ejecutivo ante tan grosera y chabacana actitud". El vicepresidente apeló a su función como secretario del Consejo de Ministros para negar que Aznar realizase tales comentarios y argumentó, arropándose de gestos, que aunque de vista no anda muy bien, "del oído sí".

"Tomar medidas"

Caldera exigió el relevo del ministro de Agricultura si mintió, o sus disculpas en caso contrario. Rajoy recogió frases de Arias en el Senado para demostrar su rectificación y acabó, entre protestas y aplausos, con una aparente amenaza de "tomar medidas contra Caldera".El ambiente empeoró cuando el socialista Francisco Fernández Marugán increpó a Rato por haber modificado en estos años "la estructura económica en España" con su política de colocaciones de personas próximas al PP en las más importantes empresas, hasta crear "una casta afín a sus intereses" que copa "el 60% del Ibex". Marugán citó muchos nombres, pero se cebó contra la capacidad de Juan Ignacio Barrero como presidente de Ence, la principal papelera de Europa.

Dijo que Barrero tiene capacidad "demostrada para cazar muflones" o "coleccionar rifles Kalashnikov". Rato, muy molesto, recordó que el Gobierno no tiene más política de nombramientos que la fijada en la ley de altos cargos de hace 15 años, puso ejemplos de socialistas en puestos relevantes y arremetió contra el acoso del PSOE a los políticos que ocupan determinadas responsabilidad a los 25 años de la muerte de Franco. "Ni usted ni su grupo pueden hacer estas propuestas porque podría hacer daño a personas de su partido por las que yo tengo aprecio", dijo Rato en una velada alusión a que peligra el futuro cargo de Martínez Noval (a quien no citó más que indirectamente) en el Tribunal de Cuentas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de noviembre de 2000

Más información

  • Zapatero emplaza a Aznar a "liberalizar de verdad"