Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil halla el cadáver de un inmigrante en Ceuta

El cadáver de un hombre subsahariano de unos 30 años fue encontrado a primeras horas de ayer flotando en la bahía de Benzú, en Ceuta, en el espigón fronterizo que separa Marruecos de la ciudad española. Se trataba de un súbdito de Sierra Leona que llevaba entre sus ropas un documento expedido por la Cruz Roja Internacional, donde constaba su identificación y nacionalidad. Los agentes de la Guardia Civil hallaron al inmigrante a las cuatro de la madrugada del sábado, por lo que suponen que el hombre se había lanzado al agua desde la costa marroquí con la esperanza de llegar a nado hasta la orilla española, distante unos 300 metros.El juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver aproximadamente a las 06.00 y después fue trasladado al tanatorio para su examen forense.

Desde que se completaron las obras en la doble valla metálica de siete kilómetros de longitud que separa Ceuta del norte de Marruecos, es práctica habitual que algunos inmigrantes, en su mayoría subsaharianos, se arrojen al mar para burlar los férreos controles fronterizos establecidos por las autoridades españolas y entrar nadando por una de las dos playas limítrofes que tiene Ceuta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de noviembre de 2000