ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 25 de octubre de 2000

Francisco Peregil novela un difícil triángulo amoroso en 'Era tan bella'

La segunda novela de Peregil representa un cambio radical respecto a la primera, "Dulce como la hiel de tus labios"

La segunda novela de Francisco Peregil (Nerva, Huelva, 1967) representa un cambio radical respecto a la primera, Dulce como la hiel de tus labios. Según el escritor Lorenzo Silva, que ayer presentó Era tan bella (Destino), el autor ha hecho en esta obra "un ejercicio espectacular de depuración, exigencia y virtuosismo literario". No sólo deja de lado la novela negra para abordar el tema del amor, sino que lo hace desde un lenguaje y un estilo bastante más exigentes.Era tan bella, que obtuvo una mención especial del jurado en el Premio Nadal 2000, es la historia de un triángulo amoroso "imposible pero inexorable", dijo Silva. "Es una historia de amor difícil y conmovedora, triste pero no sensiblera, sencilla sin ser simple. Está escrita en un estilo ascético y esencial que deja traslucir la intensidad de la relación. Transcurre en el medio rural andaluz que Peregil describe de forma muy estilizada, lejos de la Andalucía de pandereta en la que tantos otros caen".

Para Silva, Peregil acusa la influencia de Raymond Chandler, y, como él, "evita la pretenciosidad y la afectación". "La lectura queda permanentemente suspendida. Es un libro para la inteligencia y para la emoción del que es difícil desprenderse una vez finalizada la lectura". Francisco Peregil, periodista de EL PAÍS, afirma que ha escrito esta novela casi como si fuera un poema. "El estilo tenía que ser sencillo para que dé la medida de la profundidad del relato. He tratado de depurar todo al máximo, cada frase, cada párrafo, para que hasta los silencios hablen y que cada uno de los 81 capítulos sea como un poema", dice.

"En la novela hay dos grandes temas", prosiguió. "El primero es el amor, y he tratado de describir cómo se desarrolla en un ambiente cerrado como puede ser un pueblo pequeño. Un lugar en el que todos se conocen pero en el que, en realidad, es difícil llegar a comprender al vecino. Los personajes se conocen desde niños, crecen juntos, y su relación está llena de pequeños detalles". "El segundo tema es la amistad entre los dos hombres. Una relación que está llena de misterio", añadió.

Francisco Peregil se muestra dispuesto a seguir su carrera literaria sin abandonar el periodismo. "El periodismo es un ejercicio que te permite conocer gente interesantísima y que es una escuela como ninguna otra para depurar el estilo", comenta. "Yo escribo literatura durante mis vacaciones. Procuro escribir un poco cada día y pienso constantemente en el universo de la novela que tengo entre manos. Pero no me gustaría estar todo el día escribiendo literatura, ejercer el periodismo es un privilegio que te abre a mundos extraordinarios".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana