ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 13 de julio de 2000
CARTAS AL DIRECTOR

Ayudemos a las familias

En todo el país se ha vivido con intensidad la tragedia ocurrida en la carretera de Soria. La magnitud se ha visto acrecentada al tratarse, en su mayoría, de adolescentes que en la flor de la vida han dejado a sus familiares con un vacío que nunca llenarán. En Cuéllar se ha vivido de manera especial, y soy consciente de que todos los vecinos comparten los sentimientos de dolor de las familias más directamente afectadas. En nombre de todos ellos quiero, desde estas líneas, enviar un mensaje de solidaridad a los familiares de las víctimas. Compartir el dolor no va a solucionar su dramática situación; sin embargo, no hay ya nada que pueda devolverles la vida.En estos momentos, recientes aún, en los que se agolpan sentimientos de dolor inconsolables, son más importantes la solidaridad y el calor humanos que entre todos podamos ofrecer para ayudar a sobrellevar la existencia de cada uno. Nuestro convecino Félix era un hombre que amaba la vida, joven, esperando un hijo e ilusionado con su trabajo y sus aficiones; lo que menos esperaba era lo que le ocurrió.

Hemos asistido también a interpretaciones y manifestaciones más fruto de la crudeza del momento que de la reflexión. Tal vez en algún momento se sepan las causas y los motivos del accidente. En todo caso, hay una investigación en marcha que esclarecerá los hechos. No es momento, por tanto, de buscar culpables, sino de quitar hierro, que bastante tienen las familias como para bombardearlas más.

Asuma cada parte su responsabilidad para evitar en el futuro, en la medida que es evitable, una tragedia como ésta y póngase cada uno con su tarea, pero no perdamos la cabeza en buscar una cabeza de turco cuando estamos soportando accidentes de tráfico todos los días y estamos pagando el peaje del progreso con vi

das humanas todos los días. Sólo quienes padecen estas situaciones conocen las secuelas; a quienes no les ha llegado piensan que nunca les tocará. Es el lado más amargo, con mucha diferencia, del progreso. Ayudemos a las familias y compartamos con ellas todo lo que podamos, es la única contribución que podemos hacer para mitigar su dolor.- Octavio Cantalejo Olmos. Alcalde de Cuéllar. Cuéllar, Segovia.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana