ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 23 de mayo de 2000
Reportaje:

CARDIOLOGÍA Resonancia magnética para la reobstrucción coronaria

Barcelona 23 MAY 2000

Investigadores de las universidades norteamericanas de Wake Forest y Southwestern de Tejas han conseguido detectar por medio de resonancia magnética las reobstrucciones de las arterias coronarias en personas sometidas a angioplastia de globo y otros procedimientos de apertura arterial, según un estudio publicado en el último número de la revista Circulation. "Aproximadamente una tercera parte de los vasos sanguíneos vuelven a obstruirse en los seis meses siguientes al procedimiento de apertura arterial", asegura Creg Hundley, profesor adjunto de Cardiología y Radiología en Wake Forest. "Disponer de un método no invasor y sencillo para detectar a estos pacientes es extremadamente beneficioso", añade.Hasta ahora, el procedimiento más habitual era la angiografía, que requiere la introducción en las arterias de un cateter hasta el corazón y una sustancia coloreada que se utiliza como marcador, además de rayosX para poder observar si existe o no obstrucción del flujo sanguíneo.

Para el estudio se realizaron pruebas de resonancia magnética y de cateterización a 17 pacientes que padecían dolores cardiacos recurrentes al menos tres meses después de una angioplastia de globo. Se descubrió que ambas pruebas eran igualmente fiables (100%) en la detección de obstrucciones del 70% o más del vaso sanguíneo. Con este grado de obstrucción, los médicos recomiendan normalmente tratamiento.

Pruebas no invasoras

"Esto nos acerca un paso más a las pruebas no invasoras de detección de enfermedades cardiacas", asegura Kerry Link, profesor de Radiología y Cardiología. "En este estudio hemos aplicado la tecnología a pacientes con reobstrucción arterial. Pero también se puede emplear en personas aparentemente sanas para detectar a tiempo problemas en los vasos y prevenir los ataques de corazón".

Con la resonancia magnética se mide primero el flujo sanguíneo mientras el corazón permanece en reposo. Después se administra a los pacientes un fármaco para acelerar el ritmo cardiaco y se mide de nuevo el flujo con el corazón en estrés, o latiendo casi al límite de su capacidad. A medida que aumenta el ritmo cardiaco, debería aumentar el flujo sanguíneo para adaptarse a las necesidades del corazón. Cuando no es así es porque la obstrucción es suficientemente importante como para afectar al funcionamiento cardiaco.

"El valor de la resonancia magnética, además de ser una ténica no invasiva, es que nos dice cómo afecta la obstrucción arterial al corazón durante la actividad", explica Hundley. "No sólo mide el tamaño de la obstrucción, sino que también nos dice si se bombea suficiente sangre rica en oxígeno". La obtención de imágenes mediante resonancia magnética utiliza campos magnéticos y ondas de radio, de forma que no se produce exposición a la radiación ionizante.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana