Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres muertos y once desaparecidos en un nuevo naufragio en el Estrecho de Gibraltar

El fenómeno de la inmigración ilegal volvió a arrojar ayer el trágico balance de tres muertos y otras 11 personas desaparecidas tras el naufragio, a primeras horas de la madrugada, de una embarcación tipo patera del que pudieron salvarse tan sólo 11 de sus 25 ocupantes. Los supervivientes fueron trasladados hasta la Comisaría de Policía de Algeciras donde, tras prestar declaración, esperan los trámites para su devolución. Dos de los cadáveres fueron encontrados frente a Zahara de los Atunes -un hombre y una mujer- y un tercer hombre en la playa Torreplata.

Este nuevo naufragio se produjo, según fuentes de la Guardia Civil, alrededor de las siete horas de la mañana, cuando el Centro Zonal de Salvamento Marítimo de Tarifa recibió la alerta del hundimiento de una pequeña embarcación a la altura de la playa Torreplata, en el término municipal de Tarifa (Cádiz). A partir del aviso se puso en marcha el dispositivo de rastreo que durante toda la jornada peinó las aguas del Estrecho de Gibraltar.Las mismas fuentes confirmaron que tras el hundimiento de la patera pudieron ser rescatadas con vida un total de 11 personas que fueron las que informaron acerca del número exacto de componentes de la expedición clandestina. La patera, pese a las condiciones climatológicas adversas que se daban en el Estrecho, había partido horas antes de la costa norte de Marruecos.

Nada más iniciarse la búsqueda de supervivientes se localizaron los cuerpos sin vida de dos personas, un hombre y una mujer. En la zona permanecieron todo el día el helicóptero de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo Helimer Andalucía, la embarcación Salvamar Algeciras, además de un patrullero del servicio marítimo y un helicóptero de la Guardia Civil y varias unidades de la Armada española. A primeras horas de la tarde fue encontrado el tercer cádaver, ya en tierra, en la orilla de la playa de Torreplata, en Tarifa.

El amplio dispositivo y la buena visibilidad existente ayer en la zona, además de la cercanía hasta el litoral desde el punto en el que presumiblemente se produjo el naufragio, hacen pensar a las autoridades españolas en la posibilidad de que los inmigrantes desaparecidos pudiesen haber alcanzado la costa a nado, a pesar de lo cual hoy podrían reanudarse las tareas de rastreo.

Ayer también fueron recuperados otros dos cuerpos sin vida, uno de ellos a unos cien metros de la citada playa tarifeña y el otro al oeste de Barbate (Cádiz), aunque por el avanzado estado de descomposición que presentaban los cuerpos la Guardia Civil ha descartado que pertenecieran a la expedición que naufragó ayer. Ambos cadáveres son varones y de rasgos magrebíes, según la Guardia Civil.

Con el de ayer son dos los naufragios que en tan sólo una semana se han producido en aguas del Estrecho de Gibraltar con el trágico balance de ocho muertos y más de una treintena de desaparecidos. En el último rescate solo pudo ser recuperado con vida un joven magrebí, que fue ingresado en el hospital Punta Europa de Algeciras con síntomas graves de hipotermia. Los 14 inmigrantes que ayer llegaron a las costas de Lanzarote tuvieron un poco más de suerte: serán expulsados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de mayo de 2000

Más información

  • Rescatadas con vida 11 personas desaparecidas de una pequeña patera