ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 12 de febrero de 2000

El joven de Las Rozas que maltrata a sus padres es estudiante e hijo único

  • Los progenitores buscan que un juez les autorice a separarse del chico

El joven de Las Rozas al que sus padres han denunciado en cinco ocasiones por maltratarles es un estudiante, hijo único, que goza de buena posición económica y que no sufre trastorno mental ni adicción a las drogas. Los progenitores han iniciado ya los trámites legales para pedir la emancipación anticipada para su hijo, debido a sus malas relaciones. Este caso, del que apenas han transcendido más detalles, es uno de los 25 de este tipo que atendió en 1999 la concejalía de Servicios Sociales roceña.

Una familia de Las Rozas (47.900 habitantes) ha iniciado los trámites para la obtención de la emancipación anticipada de su hijo único, de 17 años. Los progenitores expulsaron de la vivienda a su hijo el miércoles pasado. Ahora, el joven, estudiante de cuarto de secundaria, reside en una pensión de la localidad, que le pagan sus padres, según explicaron ayer fuentes municipales. Los progenitores afirman que aman a su hijo.La relación familiar lleva ya tres años de desgaste, según comentaron los padres a los asistentes sociales. A lo largo de ese período, los progenitores han denunciado en cinco ocasiones, en el cuartel de la Guardia Civil, que su hijo les maltrata. Algunas conversaciones familiares concluyen en discusiones, en las que el hijo actúa con gran agresividad. "A veces llega en su furia, especialmente dirigida hacia mí, a amenazarme con un cuchillo, con unas tijeras...", explicó la madre a Telemadrid. "El padre, al ponerse en medio, ha sufrido ataques más bien leves, porque intenta evitar ser agredido", añadió. El padre ha sufrido "magulladuras, golpes en el codo, algunos moratones", aseguró.

La madre denunció en los servicios sociales que su hijo la ha perseguido por la casa con un cuchillo en la mano. La mujer se refugió en una habitación, cuya puerta arrancó de cuajo el joven.El hijo afirma que las conversaciones con su madre acaban mal porque ella "saca temas polémicos". "Yo le digo algo, ella me dice algo, y al final dice que la he agredido y que llama a la Guardia Civil", añade. Según dijo la madre a fuentes municipales, el hijo le arroja cualquier objeto que tenga a mano o causa pequeños destrozos en la vivienda.

Sin problemas de droga

Esta familia vive en un chalé unifamiliar de una urbanización de lujo del municipio. Son de clase alta. El padre, que es profesor, y la madre trabajan. El hijo no tiene problemas de drogas, siempre según fuentes municipales.

La ley permite que los menores se emancipen sólo a partir de los 16 años y siempre y cuando haya acuerdo mutuo entre los padres y su hijo. El caso del menor de 17 años es uno de los 100 que atendió en 1999 el Teléfono de Emergencias Sociales de Las Rozas -cuyo número es 629 21 93 49-. De ese centenar de casos, una cuarta parte corresponde a padres que denuncian que sus hijos les maltratan. Otro caso llamativo es el de una menor de 13 años, a la que sus padres no pueden controlar y a quienes ella insulta. "Es gente que llama desesperada. Dicen que no pueden con sus hijos, que no saben qué hacer con ellos, que les insultan y no les hacen caso", explica la edil de Servicios Sociales, Isabel Montero, del PP. "La falta de comunicación entre padres e hijos es habitual en estos casos", añade. "Se trata de padres que se pasan el día en el trabajo y que apenas ven a sus hijos. Cuando les ven, les dan todos sus caprichos pero no se preocupan de limitarles la hora de llegada por la noche o de tratar de inculcarles una educación sólida", añade la edil.

El Teléfono de Emergencias de las Rozas es el único de la Comunidad que ofrece atención personal 24 horas al día. "Es el único teléfono de atención social en el que responde bien una educadora social o bien un asistente social, en cualquier momento, cualquier día del año", aseguró Montero. "Cuando el asistente social recibe una llamada, evalúa el caso y llega a desplazarse a la vivienda del denunciante para atenderle, o bien le acompaña a comisaría a poner una denuncia, o le lleva a una casa de acogida. Lo que haga falta", concluyó.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana