ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 18 de enero de 2000

La juez exculpa a 9 de los 11 acusados por el incendio del Liceo al inicio del juicio

La magistrada aparta del caso a las aseguradoras que querían recuperar la indemnización

A punto de cumplirse el sexto aniversario del incendio que destruyó el Teatro del Liceo de Barcelona el 31 de enero de 1994, ayer empezó el juicio que debe dirimir si hubo responsabilidad penal por el siniestro. La magistrada que juzga el caso decidió antes de iniciarse el interrogatorio apartar de la causa a las tres compañías aseguradoras, que pretendían recuperar por la vía penal los más de 2.000 millones de pesetas de la indemnización por el siniestro, y redujo de 11 a dos el número de acusados: José María Folch, director técnico del Liceo en el momento del incendio, y su asistente, Konstanze Müller. En su declaración, Folch negó haber tenido competencia alguna en materia de seguridad en el escenario del coliseo.

más información

La inauguración el pasado 7 de octubre del Liceo no cerró una de la etapas más negras de los más de 150 años de historia del coliseo lírico barcelonés. Ayer el teatro empezó a revivir la fatídica fecha del 31 de enero de 1994 en que el teatro quedó reducido a cenizas. Cuatro de los trabajadores del teatro, dos de ellos desvinculados laboralmente del coliseo desde hace más de cinco años, se sentaban en el banquillo de los acusados por un delito de imprudencia, y otros cuatro por una falta de imprudencia simple. También estaban en el banquillo de los acusados por delito de imprudencia dos trabajadores de la empresa Lázaro S. L., que realizaban trabajos de soldadura en el telón del escenario del Liceo en el momento de iniciarse el incencio, así como otro trabajador de la misma empresa acusado de una falta de imprudencia simple.En las cuestiones previas al inicio del interrogatorio de los acusados, el abogado de José María Folch, Emilio Zegrí, solicitó a la juez María Mercedes Otero que apartara del proceso a las tres compañías aseguradoras -Royal Insurance, Catalana de Occidente y AGF Unión Fénix- que ejercían la acusación por considerar que no tenían el carácter de perjudicadas que se atribuían en el proceso. El abogado también solicitó la exculpación de los cinco acusados por faltas porque el artículo del Código Penal que les llevó al banquillo ha sido derogado en el texto vigente.

Una hora y media después de haberse iniciado la vista, la magistrada apartó a las tres compañías aseguradoras del proceso y exculpó a 9 de los 11 encausados. En consecuencia, la inicial complejidad del juicio se ha simplificado con sólo dos acusados: José María Folch, ex director ténico del Liceo y desde la temporada 1994-1995 director técnico del Teatro de la Monnaie de Bruselas, y a su asistente, Konstanze Müller, de nacionalidad alemana y arquitecta de profesión, que en el Liceo realizaba trabajos de cálculo sobre la capacidad del escenario para acoger las producciones de las óperas. Para ellos, el fiscal Víctor Alegret, un declarado aficionado a la ópera, pide penas de dos meses de arresto para cada uno.

El juez instructor consideró que José María Folch no adoptó "como responsable del cuidado de todos los elementos del escenario" las oportunas medidas ni dio las órdenes precisas de retirar los elementos inflamables del escenario en el momento de realizar los trabajos de soldadura que provocaron el incendio. En el interrogatorio del fiscal, Folch aseguró ayer que él no tenía ninguna responsabilidad en materia de seguridad en el Liceo y que no existía una persona encargada de esas funciones. Eso sí, relató que el día que había representaciones operísticas el empleado Lluís García Llach avisaba a los bomberos para que estuviesen alerta. También explicó que él fue la persona que decidió en abril de 1993 retirar el telón cortafuegos del escenario para montar la producción de la ópera Orfeo, de Monteverdi. En otro momento afirmó que "el Liceo tenía importantes deficiencias arquitectónicas" y aseguró que nadie le explicó que se iban a realizar unos trabajos de soldadura en el escenario el 31 de enero de 1994, y que ese día él estaba en París en un viaje de trabajo.

Kontanze Müller afirmó a preguntas del fiscal que Carlos Gibert, actual director técnico del Liceo, era el segundo de Folch en el momento del incendio y que "estaba al corriente" de que los empleados de Lázaro S. L. iban a realizar trabajos de soldadura en el escenario el 31 de enero de 1994.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana