Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una posible clonación

Las posibilidades de efectuar una clonación del bucardo en laboratorio son remotas, aunque factibles. En el banco de células del Centro de Investigaciones de la Energía, Medio Ambiente y Tecnología (CIEMAT) de Madrid se guardan tres muestras de esta especie pirenaica: una de sangre y dos procedentes de su piel (dermis y epidermis), extraídas de la oreja, la ingle y el lomo del animal.José Luis Forcano, jefe del proyecto de Biología Molecular del CIEMAT, dice que a priori no debería haber ninguna dificultad, dado que ya se han clonado vacas, cerdos y cabras en cautividad. Pero en España no hay ningún grupo de investigación que clone animales, porque la técnica es muy difícil y bajo su porcentaje de éxito. Hay intentos de hacerlo en algunos laboratorios de Cataluña y en el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA). En el CIEMAT y en la Diputación de Aragón disponen de material suficiente para una posible clonación en el momento que se decidiera.

Sin embargo, Forcano dice: "Deberíamos ser prudentes y esperar algunos años a que la tecnología se perfeccione, porque los animales nacidos por este procedimiento presentan enfermedades y problemas de envejecimiento prematuro". Aun así, considera imprescindible que se aproveche esta desgraciada coincidencia para crear un banco de animales en peligro de extinción en países como España, que disponen de una gran riqueza natural, para que en su día, si es necesario, se procediese a la clonación de estas especies.

"No me consta que haya ningún intento por parte del Ministerio de Medio Ambiente", añade, "pero no sería costoso mantenerlo en condiciones de viabilidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de enero de 2000