ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 28 de diciembre de 1999
Entrevista:MARIA DEL MAR BONET Y AMANCIO PRADACANTAUTORES

"Queremos hacer modo, no moda"

Dos cantautores "de fondo", dos artistas que "quieren hacer modo, no moda", dos trovadores "que no se quejan de lo que ven sino que se limitan a constatar el arrinconamiento de nuestra tradición cultural". Son Maria del Mar Bonet y Amancio Prada. Mañana coincidirán en el Auditori de Barcelona (22.00 horas) dentro del Festival del Milenio. "¿Fin de milenio?", decía ayer Prada ante Maria del Mar, "me da igual todo esto del milenio, cualquier excusa es buena para cantar con la Bonet". Su espectáculo deparará los conciertos de ambos artistas por separado más la interpretación de algunas piezas al alimón, piezas como Campanas de Bastabales y Què volen aquesta gent, ya conocidas por unos artistas que se frecuentan hace años y que han colaborado en más de una ocasión. "Por eso pensé en Amancio cuando los organizadores del festival propusieron que compartiese escena con otro artista", aclara Maria del Mar.Amancio Prada siempre ha estado relacionado con la canción de autor en gallego, pero ello no supone que se crea "esa patraña de lo celta". "La tradición celta es un invento que hace que algunos gallegos canten como si fuesen hijos desterrados de Irlanda. Donde esté una jota que se quite una giga", afirma categórico. "La realidad es que el Mediterráneo, ese mundo en el que se mueve Maria del Mar, llega hasta Finisterre, y todos tenemos una tradición cultural, religiosa y social de marcado acento mediterráneo", asegura. "Piensa que lo mediterráneo es como una corriente subterránea que aflora en caudales que parecen distintos y no lo son, pues lo distinto es el lugar y el contexto en el que este caudal sale a la superficie".

"Lo que ocurre", tercia Maria del Mar, "es que vivimos en un país en el que lo étnico y lo tradicional parece que ha de venir de fuera y se olvida nuestra tradición cultural como si fuese una herencia perdida. Yo me he pasado la vida buscando un punto de encuentro de lo mediterráneo y lo he encontrado en Grecia, Túnez y Mallorca". "Y ésa ha sido tu gran fortuna", dice Amancio; "eso demuestra lo que decía san Juan de la Cruz al afirmar que la poesía es semilla, no fruto. La fortuna es total cuando una canción, además de ser hermosa, fecunda el arte de los otros. En este sentido, yo me he mantenido más encerrado en mí mismo, mientras que tú siempre has sido más abierta, siempre has estado más dispuesta a colaborar con otros artistas".

Amancio Prada ha puesto música a textos de Rosalía de Castro, Agustín García Calvo, san Juan de la Cruz, Álvaro Cunqueiro y Lorca, entre otros; ha repescado coplas de tradición oral, etcétera. Maria del Mar ha hecho del Mediterráneo una especie de casa común relacionada con el latín, "que no con el ritmo latino", puntualiza.

En suma, ambos parecen cultivar una tierra que únicamente reconoce modos anglosajones. ¿Queda sólo, entonces, la queja como argumento? "En absoluto", irrumpen ambos al unísono. "Nosotros somos unos artistas afortunados que podemos realizar nuestro trabajo, pero ello no obsta para que puntualicemos una serie de cuestiones puramente estadísticas. Hemos optado por una vivencia para toda nuestra existencia y en algún sentido vamos a contracorriente. Sí, es muy chocante que sean Simon and Garfunkel quienes nos descubran el folclor andino con el El cóndor pasa, o que Peter Gabriel haga lo mismo con el ritmo africano, pero son cosas que pasan y así hay que aceptarlas. Nosotros somos como ese escritor de fondo al que un día puede sorprender un best seller, pero este éxito no cambiará nuestra trayectoria".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana