Selecciona Edición
Iniciar sesión

Médicos de Gijón mantienen artificialmente con vida a una mujer que pidió salvar su feto

El hospital público de Cabueñes (Gijón) mantiene desde hace tres semanas artificialmente con vida a una embarazada para salvar a su feto. Esta inusual intervención médica se originó a raíz de una petición expresa de la madre, de unos treinta años y en su primer embarazo, poco antes de morir. Los facultativos solicitaron permiso a un juez de Gijón para llevar adelante los deseos de la mujer y, tras obtener la autorización, dispusieron los medios mecánicos para culminar la gestación de la fallecida, cuya identidad no ha sido facilitada. El feto, según fuentes del hospital, tiene ahora seis meses. Los especialistas consideran que sus posibilidades de sobrevivir son elevadas y que en pocas semanas podrá pasar a una incubadora.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999