Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE se reencuentra con el género negro a través de "Robles, investigador"

Intriga, suspense, misterio. TVE se reencuentra con el género negro, tras éxitos como Brigada Central o La huella del crimen, con Robles, investigador. La cadena pública acaba de iniciar el rodaje de la nueva serie, que se estrenará en enero del 2000. Esta producción de 13 capítulos, protagonizada por Antonio Resines y Natalia Dicenta, "intenta mostrar de una forma realista el funcionamiento de una profesión tan apasionante como desconocida: los detectives privados españoles", dijo ayer su director, Pedro Costa.

Ni Sam Spade ni Philip Marlowe. Ni siquiera Pepe Carvalho. Antonio Robles (Antonio Resines) no tendrá nada que ver con los famosos detectives literarios creados por Raymond Chandler, Dashiell Hammet y Manuel Vázquez Montalbán. "Los argumentos no surgen de la novela negra ni del cine americano de los años cincuenta. Tampoco hay tiros ni persecuciones", aseguró ayer Emiliano de Pedraza, director de ficción de TVE, en una rueda de prensa.Para Pedro Costa, que dejó su trabajo como periodista de sucesos para dedicarse al cine como productor y director (El caso Almería, Una casa en las afueras), esta producción se inspira en "los miles de casos reales que permanecen en los archivos de las mejores agencias de detectives de este país. La realidad siempre depara más sorpresas que la ficción".

Robles, investigador gira alrededor de dos mundos: el propio de los personajes y el de las historias con las que Robles y su compañera Charo (Natalia Dicenta) -"una mujer inteligente, con un pasado tormentoso", en palabras de la actriz- se enfrentan cada día. En los casos a investigar predominan ""las estafas, fraudes, accidentes y desapariciones, pero tampoco faltan los asesinatos", según Resines. Para el protagonista de La buena estrella, lo que distingue a esta serie de otras es que sus tramas detectivescas están muy ligadas con la actual realidad española. "Además, los detectives que aparecen no llevan sombrero, ni gabardina, ni pistola, como Bogart en El sueño eterno o El halcón maltés, entre otras cosas porque el 90% de los investigadores españoles no tiene licencia de armas", puntualizó.

Para acentuar el tono realista, el nuevo producto televisivo cuenta con el asesoramiento de varios detectives privados. Para Natalia Dicenta, estos profesionales tienen puntos en común con los actores: "Son maestros de la interpretación, saben fingir y tienen recursos para infiltrarse en algún sitio o conseguir información".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1999

Más información

  • Antonio Resines y Natalia Dicenta protagonizan la producción