ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 30 de octubre de 1999

Adiós a las 'chicas de la 3'

El sensacionalista'The Sun' debate suprimir las fotos de senos desnudos para atraer al público femenino

Las chicas del "Sun", las jóvenes que posan desnudas desde los años setenta para la página 3 del rotativo sensacionalista de mayor tirada del Reino Unido -4 millones diarios de ejemplares- no trabajan en la casa, pero figuran entre sus colaboradoras favoritas. Convocadas en su día para darle un empujón a las ventas, su supervivencia está ahora en entredicho. La actual subdirectora, Rebekah Wade, preferiría suprimir esas fotos para tratar de atraer a más lectoras. El dueño del periódico, el magnate estadounidense Rupert Murdoch, se resiste, sin embargo, a despedirse de unas imágenes pensadas para "alegrar la vista" al cliente tradicional del periódico, que responde al perfil-tipo de varón de clase media-baja. La decisión sobre su futuro, que está siendo discutida ahora, podría contemplar la desaparición gradual de una polémica práctica periodística, ya histórica en la prensa británica.Cuenta el rotativo The Independent que Murdoch ha resistido estoico los ruegos de su madre, de su segunda esposa (Anna), de su hija (Elisabeth) y de su tercera mujer (Wendi), todas ellas contrarias a la presencia de exuberantes chicas sin sujetador en The Sun.

Hace tiempo, incluso, la actual ministra británica de Ayuda al Desarrollo, Clare Short, trató de poner fuera de la ley las polémicas fotos. Corría el año 1986 y a Short, entonces diputada laborista y feminista radical desde siempre, le parecía insultante explotar así a unas jóvenes ávidas de fama. Precisamente una de ellas, Samantha Fox, se encargó de llamarla "aguafiestas" en público para regocijo del propio diario. Convertida en modelo y cantante ocasional, ella es de las pocas que han logrado mantenerse en el candelero.

Las demás, incluida Stephanie Rahn, que inauguró la página 3 hace dos décadas, han caído en su mayoría en el olvido. Tal vez Belinda Messenger sea la única capaz de competir con Sammy Fox. La sesión de fotos para el Sun le ayudó a pagar los implantes mamarios de silicona que, según ella, necesitaba para triunfar. Ahora presenta un concurso televisivo y promociona teléfonos móviles. Las demás han engrosado una lista cercana a los 8.000 nombres ya olvidados, pero que no sólo consiguieron subir el ánimo de los lectores. Gracias a todas estas aspirantes frustradas a actriz o modelo, el diario logró superar en los años setenta los 2,5 millones de ejemplares de tirada. Aun hoy, cuando las cifras de difusión prácticamente se han duplicado, los partidarios de mantener las fotos de desnudos creen que suprimir la página 3 hundiría las ventas.

En un ejercicio de sutileza mercantil, seguramente el único capaz de convencer a Rupert Murdoch, la presente subdirectora asegura todo lo contrario. Según Rebekah Wade, las mujeres finiseculares no tienen como modelo a una chica sumisa y desvestida. Féminas seguras de sí mismas y de su aspecto componen un mercado no explorado por el rotativo y que, de ser atraído, compensaría con creces la pérdida de los senos del "Sun".

Cualquiera que sea la decisión final, la página 3 no desaparecería de golpe. Portavoces del diario aseguran que todo seguirá igual a corto plazo. Una forma educada y a la vez ambigua de reconocer que las cosas no están nada claras. El mes pasado, sin ir más lejos, 28 ejecutivos del Sun se reunieron en la capital irlandesa, Dublín, para analizar el futuro del rotativo en su conjunto. Las famosas fotos acapararon la atención y las discusiones, y los presentes, favorables y contrarios a las mismas, acabaron la cita en tablas.

De momento, David Yelland, el actual director, ha optado por dar una de cal y otra de arena al lector. O mejor dicho, sondea el mercado con una sutileza que se quiere parecida a la de su colega Wade. A mediados de octubre, por ejemplo, triángulos de tela estratégicamente colocados cubrían parte de los senos de las retratadas. Uno de los días, un concurso titulado La cara del mileno presentó a una joven en biquini y de cuerpo entero. Esta misma semana, por el contrario, las fotos volvieron a ser las de siempre, con un semidesnudo muy aparente.

Mientras los directivos deciden qué hacer con sus chicas, la sección dedicada a las mujeres, Sun Woman, prepara cambios sustanciales. El resto del diario también incluirá artículos destinados a atraer a las mismas mujeres que los críticos de la página 3 creen que desprecian el diario por culpa de unas imágenes cercanas a la pornografía suave.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana