ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 30 de septiembre de 1999
EL PROCESO DE PAZ

Mayor afirma que ETA "avisa desde el terror" para que se ceda a la negociación política

  • La policía francesa no tiene clara aún la autoría del robo de ocho toneladas de dinamita

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, manifestó ayer que los indicios apuntan a ETA como autora del robo de ocho toneladas de dinamita en Bretaña (Francia), pero admitió que está por confirmar por la Fiscalía francesa. Según Mayor, lo que hace ETA es "avisar desde el terror" para condicionar al Gobierno y a la sociedad. "Nos dicen que si no hacemos caso a la negociación política, ETA acecha, y que si no se avanza en el proceso de construcción nacional, están presentes". La sospecha sobre ETA tiene carácter preferente para la policía francesa, pese a carecer de pistas sólidas.

Mayor Oreja atribuyó el rebrote de la violencia callejera, el robo de coches en Francia, y, en caso de confirmarse, el robo de ocho toneladas de dinamita industrial, al intento de ETA por "hacerse más presente" ante el incumplimiento de las expectativas electorales del "frente nacionalista". El ministro opina que ETA pretende "sustituir por la vía del miedo el fracaso del Pacto de Lizarra en las urnas" en las pasadas elecciones municipales y forales.El asalto al polvorín de Bretaña, que de confirmarse sería la acción terrorista más significativa desde la declaración de tregua indefinida, obedece, según el Gobierno, a la necesidad de ETA de reaparecer como "garante del proceso político abierto", tras el alto el fuego de septiembre del pasado año. "Al cuestionar los ciudadanos vascos en las urnas el proyecto de construcción nacional del frente nacionalista", argumentó Mayor Oreja, "ETA se ve obligada a reaparecer para intentar lograr que la sociedad ceda por miedo a las pretensiones del Pacto de Lizarra que no ha logrado en las urnas".

El responsable de Interior estima que esta acción avalaría que ETA no sólo "aún no ha tomado la gran decisión" del cese definitivo de la violencia sino que "está lejos de comprender el proceso de paz" en Euskadi, entendido como la excarcelación de los presos a cambio de un alto el fuego defintivo. Por lo mismo, confirma el desinterés de ETA por retomar los contactos con el Gobierno, rotos desde el pasado 25 de julio.

También señaló que la ETA actual "no es la misma" que la de antes de la declaración de tregua si se confirma que ha aprovechado este tiempo para "abastecerse y reorganizarse". "Es evidente que hay otra reformulación organizativa y eso requiere tiempo para investigar cuál es la nueva estructura", agregó.

Además del recrudecimiento de la kale borroka, el ministro constata una marcha atrás en el proceso con la "pérdida de autonomía política" de EH y su líder Arnaldo Otegi, tras las elecciones municipales de junio y la salida de la cárcel de la anterior Mesa Nacional de HB.

Por su parte, la policía francesa mantiene sus cautelas sobre la autoría del robo del almacén de Plévin, aun subrayando que el asalto encaja bien con las características de ETA. A falta de pruebas, la policía francesa sustituye el método deductivo por el de exclusión de los potenciales candidatos. Tras descartar inicialmente a terroristas corsos, bretones e islámicos, un experto policial comentó: "Nos queda ETA, que sigue teniendo amigos en Bretaña, y también, porqué no, las organizaciones mafiosas".

Los asaltantes, no menos de una docena, irrumpieron en el almacén de la empresa Titanite poco después de las seis de la madrugada del martes. Todos vestían pantalón militar de color caqui y camisas negras", según Vasco Press. Uno de los empleados cree haber escuchado a uno de los asaltantes dirigirse a otro en español - "venga, venga"- para urgirle a alejarse del lugar.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana