ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 4 de septiembre de 1999

Un juez exige que la demanda contra las tabacaleras sea individual

Revés para los 500.000 fumadores que hicieron la demanda en bloque

Un juez de un tribunal de apelaciones de Florida (EE UU) decidió ayer que los 500.000 fumadores que piden daños y perjuicios a las tabacaleras deberán presentar sus casos individualmente. Este fallo supone una victoria parcial para la industria del tabaco aunque no modifica el veredicto de culpabilidad que un jurado emitió en su contra el pasado julio ni el proceso judicial cuya segunda fase se reanuda el martes.

En esta segunda fase del juicio contra la industria del tabaco está previsto que el mismo jurado que el pasado julio la declaró culpable de los problemas de salud que sufren 500.000 fumadores decida la suma de las indemnizaciones que deberán recibir estos enfermos y los familiares de quienes murieron a causa del tabaco.El fallo emitido ayer establece que, sea cual sea la cifra establecida por dicho jurado, los afectados no podrán solicitar su pago de forma colectiva sino que tendrán que demostrar uno a uno que su enfermedad fue causada por la adicción al cigarrillo.

Ello supone una victoria parcial para las compañías del tabaco cuyos abogados, desde el comienzo del proceso judicial, han intentado desarrollar una estrategia para fraccionar la demanda colectiva. Ello supondrá en la práctica un entorpecimiento para el funcionamiento de los tribunales del Estado que se verán inundados por la presentación simultánea de 500.000 solicitudes de indemnización que tendrán que examinar individualmente.

Además, esta decisión constituye un gran revés para los abogados de las víctimas del tabaco que han llevado la demanda colectiva hasta ahora sin cobrar y que por razones económicas no podrán seguir sosteniendo el caso. Les queda todavía una posibilidad para luchar en contra de esta decisión en caso de que decidiesen entablar una apelación ante el Tribunal Supremo del Estado de Florida.

Las tabacaleras (Philip Morris, Reynolds, Lorillard y el Tobacco Institute, entre otras) recusaron el miércoles al juez Robert Kaye que presidió el histórico juicio en el que fueron condenadas por haber ocultado "los peligros de fumar y de manipular los niveles de nicotina". La industria del tabaco sostiene que como el magistrado fue fumador y podría beneficiarse de una indemnización, puede tener prejuicios a favor de los 500.000 demandantes de Florida en cuyo nombre se interpuso la demanda colectiva.

Si la recusación es aceptada tampoco se invalidaría el veredicto previo de culpabilidad pero provocaría un retraso de meses puesto que el nuevo juez tendría que revisar los cerca de 40.000 documentos del caso. Ello a su vez podría forzar la selección de un nuevo jurado que también tendría que ver todas las pruebas y escuchar todos los testimonios.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana