ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 12 de julio de 1999
DIABETES

Un nuevo aparato mide el nivel de azúcar sin tener que pincharse

Medir los niveles de glucosa en la sangre puede ser tan simple como llevar un reloj de pulsera. Ésa es la forma y tamaño de un nuevo aparato para autocontrol de la diabetes que acaba de ser presentado en la Asociación Nacional de la Diabetes de Estados Unidos. El monitor funciona enviando primero pequeñas corrientes a la piel que dilatan los poros y luego extraen el fluido que contiene glucosa. Un sensor ubicado en la parte inferior del reloj absorbe ese fluido, lee la cantidad de azúcar que tiene y automáticamente aparece digitalizada en la pantalla del reloj. La precisión es prácticamente idéntica a la de un análisis de sangre. En un estudio realizado en la Universidad de Colorado, en Denver, entre diabéticos para comprobar los niveles de glucosa se vio que las medidas hechas con Gluco Watch eran en un 95% de los casos iguales a las obtenidas con el método tradicional de extraer sangre del dedo. Ahora, las personas que necesitan inyectarse insulina deben medir cada día su nivel de glucosa mediante unas tiras reactivas en las que se deposita una gota de sangre que se extrae mediante un pinchazo en el dedo. Algunos diabéticos jóvenes precisan medir sus niveles de glucosa varias veces al día, lo que implica un pinchazo cada vez.

Los resultados del estudio se dieron a conocer durante una conferencia de la Asociación Nacional de la Diabetes. El jefe médico de esa asociación, Richard Kahn, dijo que el nuevo método "abre un nuevo horizonte para el control de la diabetes".

El Gluco Watch funciona con pilas normales y mide automáticamente el nivel de glucosa cada 20 minutos a lo largo de 12 horas. Cuando el azúcar está por encima o por debajo de lo normal suena una alarma, que es regulable. Durante la primera hora de llevarlo, el dispositivo produce una sensación de cosquilleo en la muñeca.

Aunque aún no se comercializa, según la Food and Drug Administration (FDA), el organismo que regula los medicamentos en EE UU, el Gluco Watch puede estar en el mercado en menos de un año. El precio de salida sería de unos 300 dólares (unas 45.000 pesetas), a los que habría que sumar los cuatro dólares diarios (600 pesetas) que cuesta el cambio de sensor.

Hace un mes, la FDA autorizó la comercialización de otro dispositivo para controlar la diabetes, llamado Mini Med, pero es intracutáneo y requiere la intervención de un médico para implantarlo. El Gluco Watch ha despertado expectativas entre la población norteamericana que padece diabetes, que asciende al menos a 16 millones de personas. En España se estima que hay unos dos millones de diabéticos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana