ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 4 de julio de 1999
CONSTITICIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS

Un musulmán gobernará la ciudad autónoma de Melilla con apoyo socialista y del GIL

El PSOE desautoriza "de manera radical" a sus ediles y abre una "investigación inmediata"

/ Melilla / Madrid 4 JUL 1999

El musulmán Mustafa Aberchan, candidato de Coalición por Melilla (CM), fue proclamado ayer presidente de la ciudad autónoma con el apoyo de siete diputados del GIL y los dos del PSOE, con lo que obtuvo un total de 14 votos a favor que le otorgan la mayoría absoluta. Los representanes socialistas decidieron por sorpresa votar a Aberchan minutos antes de iniciarse el pleno pese al pacto de investidura acordado con el PP, Unión del Pueblo Melillense (UPM) y Partido Independiente por Melilla (PIM) para apoyar a Juan José Imbroda, candidato de UPM.

Durante los últimos 20 días, desde las votaciones, todo el escollo de la negociación se centró en la elección del presidente. Las disputas irreconciliables entre Imbroda y Aberchan por la alcaldía-presidencia rompió el pacto de los cuatro partidos -PSOE, CM, UPM y PIM- que durante 15 meses han estado gobernando la ciudad autónoma en coalición, abriendo así una nueva vía en la que PP y PSOE acordaron la investidura a favor de Imbroda para impedir que el GIL gobernara en Melilla. Sin embargo, a la hora de la votación ayer por la mañana, y para sorpresa de todos, los representantes socialistas cambiaron su voto a favor de Coalición por Melilla, uniéndose así al GIL, que además consigue la vicepresidencia primera en la persona de David de Lucía. Mustafa Aberchan se convierte de este modo en el primer presidente de religión musulmana que tiene la ciudad autónoma de Melilla.

Este resultado imprevisto desencadenó una furibunda reacción por parte de la Ejecutiva federal del PSOE en Madrid, que en un comunicado desautorizó formalmente a los ediles socialistas melillenses, anunció la apertura de una "investigación inmediata" y expresó "su sorpresa y desagrado" por la actuación de los representantes socialistas "a pesar de que el candidato y secretario general de Melilla, Román Dobaños, formalizó verbalmente su compromiso con el secretario de Política Autonómica, Ramón Jáuregui".

El secretario de Política Municipal del PSOE, Alfonso Perales, aseguró por su parte que la actitud de los representantes socialistas "supone un incumplimiento de lo que se acordó y en ningún caso vamos a compartir con el GIL ni gobierno ni apoyo institucional". Perales señaló que en la madrugada de ayer Jáuregui comunicó a la ejecutiva de su partido que se había alcanzado un acuerdo entre PSOE, PP, UPM y PIM, que posteriormente no se ha cumplido, e indicó que el PSOE "desautoriza el escenario de confusión creado" y reafirma su compromiso de volver a unir a todos los partidos denmocráticos contra el GIL.

El nuevo alcalde-presidente de Melilla no quiso entrar ayer todavía en si la suya será una presidencia única o compartida, es decir, combinar durante los cuatro años de legislatura la presidencia de Coalición por Melilla con la presidencia del GIL. Ésta es una de las alternativas que se barajan, aunque aún no está decidido como tampoco lo está la composición del nuevo gobierno.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana