ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 3 de junio de 1999

El Prado investiga la filtración de "un vaso de agua" en la sala de Velázquez

Cortés asegura que hay "tranquilidad" sobre el estado de las cubiertas y las obras de arte

"No ha sido ni un vaso de agua", afirmó ayer el arquitecto Dionisio Hernández Gil sobre la filtración del martes por la tarde en la sala de las obras maestras de Velázquez en el Museo del Prado. Hernández Gil y Rafael Olalquiaga, que proyectan y dirigen las obras de reforma, explicaron la intervención sobre las cubiertas y el chequeo que están realizando para conocer las causas de la filtración. El secretario de Estado de Cultura, Miguel Ángel Cortés, y el director del museo, Fernando Checa, coincidieron en el control y la tranquilidad sobre la cubierta y las obras de arte.

A las 26 horas de producirse una gotera en la sala 16B del Prado, a dos metros del cuadro Los borrachos, de Velázquez, la dirección del museo, "siguiendo una política de transparencia informativa", comunicó que la tormenta del 1 de junio, "desencadenada en una de las épocas peores del año desde el punto de vista meteorológico, produjo un incidente mínimo de humedad, sin afectar en absoluto a las obras de arte, que no corrieron ningún riesgo, detectado y controlado inmediatamente por el equipo de vigilancia".Los otros cuatro puntos del escrito se refieren a que la obra de las cubiertas no ha sido aún entregada por la empresa constructora, a las constantes pruebas sobre estanqueidad, al hecho de mantener abierto el museo durante las obras y a la próxima puesta en marcha de una oficina de asistencia técnica integral, con un presupuesto de 70 millones anuales, sobre las obras en los cinco edificios de la ampliación del Prado.

Los primeros visitantes de la sala 16B, con 22 obras maestras de Velázquez instaladas de forma provisional mientras se acondicionan las definitivas, no apreciaron ningún rastro de la humedad producida el día anterior al formarse una gotera encima del cuadro Los borrachos. La zona afectada, cerca del aire acondicionado, aparecía uniforme en el color, sin que se hubieran utilizado medios mecánicos para quitar las humedades.

Los arquitectos y los técnicos de la empresa constructora (una UTE de Fomento y Necso) iniciaron, a las ocho de la mañana de ayer, las pruebas para conocer las causas de la filtración. Para realizar esta prueba se llenó de agua la mitad de la capacidad del canalón, para intentar reproducir el mismo recorrido del goteo, sin que se llegara a manifestar por la pared de la sala de Velázquez. Hoy van a reproducir los efectos de la tormenta del lunes y llenar hasta el borde el canalón situado encima de las salas. El informe técnico se conocerá en los próximos días, aunque la comisión permanente del patronato del museo, que se reunirá el próximo martes, quiere conocer las causas de la filtración y tener garantías sobre el estado general de las cubiertas.

De "una filtración pequeñísima" calificó el arquitecto Rafael Olalquiaga el incidente, que Dionisio Hernández Gil puso como ejemplo gráfico "ni un vaso de agua". "Se sabe por dónde ha sido, pero el punto exacto es difícil de identificar". Los dos se refirieron a los 11.000 metros cuadrados de la cubierta y las pruebas pendientes de estanqueidad antes de entregar la obra, en los próximos meses. También señalaron como "puntos críticos" los canalones y los desagües, a pesar de los continuos controles.

Para el director del museo, Fernando Checa, el "incidente mínimo" estuvo controlado desde el principio y en ningún momento los cuadros estuvieron en peligro. "El Prado no es gafe, tiene un ángel, por todo lo que ha ocurrido en su historia". Miguel Ángel Cortés destacó "la capacidad de reacción" de la parte técnica y del museo, y afirmó que en Cultura hay tranquilidad sobre la pinacoteca. Cortés y Checa dijeron que no había motivo para destituciones o dimisiones.

La visita "privada y restringida" de periodistas a las cubiertas del Prado había sido anunciada el 27 de mayo por el director de comunicación del museo, José Luis Balbín. El presidente Aznar volverá al museo el 19 de junio para inaugurar las nuevas salas de Velázquez, y en julio terminarán las obras con el desmontaje de la enorme sobrecubierta móvil que en estos tres años ha protegido el edificio Villanueva.

Incendio en la calle

Además, anoche se produjo un pequeño incendio en el paseo del Prado, a tres metros de la fachada del museo, cerca de los railes por los que circula la sobrecubierta móvil para las obras, informa Un policía llamó a los bomberos para indicar que salía fuego de una arqueta. El suceso sólo afectó a algunas farolas del paseo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana