La familia del indigente de Getxo quiere que se investigue si fue atacado antes

El abogado de la acusación particular que representa a la madre de Alejo Aznar, el indigente muerto a golpes en Getxo, solicitará al juez una serie de pruebas para esclarecer si los presuntos responsables de su fallecimiento le habían agredido con anterioridad al 24 de abril, día del crimen. El letrado pedirá a la Ertzaintza y a la Policía Municipal de Getxo que informen sobre denuncias, quejas o cualquier actuación relativa a los ataques que pudo recibir el joven indigente. Según el sumario que instruye el Juzgado número 3 de Getxo, Aznar respondió "con dificultad", a preguntas de dos ertzainas que le atendieron tras ser golpeado, que sus agresores eran los mismos que le habían quemado las ropas dos días antes. En esa fecha, aseguró ante la Ertzaintza de Getxo que le habían prendido fuego "los de siempre, los que siempre me están haciendo putadas". El abogado de la acusación particular solicitará también al juzgado la comparecencia de varios testigos que tuvieron conocimiento de otras agresiones al joven toxicómano, entre ellos, el propietario de un establecimiento hostelero de Romo que telefoneó a la Policía Municipal y contó que había oído a uno de los jóvenes que Alejo "bastante ha aguantado, cuando le tiramos hace dos meses por la Galea salió vivo y también cuando le dimos fuego cuando dormía en un banco de la plaza del chino de Algorta".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1999