Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados los cadáveres de 13 inmigrantes en una playa marroquí

La policía marroquí localizó ayer en la playa de Arcila, a 40 kilómetros de Tánger, los cadáveres de trece personas que se ahogaron cuando intentaban llegar a la Península a bordo de una patera, según fuentes policiales citadas por Efe. No se excluye que puedan hallarse más cuerpos en la próximas horas. Los pilotos de las pateras que les trasladaban les hicieron creer que ya estaban ante las costas españolas y les animaron a lanzarse al agua. Antes, les habían cobrado 150.000 pesetas por cruzar el Estrecho.

La trágica aventura de estos inmigrantes comenzó, según las mismas fuentes, el pasado 5 de mayo. Entonces, miembros de una supuesta red de transporte a España de indocumentados organizaron una partida de tres pateras desde el puerto de Mulay Buselham, 100 kilómetros al sur de Arcila. Los organizadores prometieron llevar a los inmigrantes a una playa del sur de España.El viaje concluyó la madrugada siguiente, pero no en las costas españolas, sino frente a Arcila. Los pilotos dijeron que ya habían llegado a España y que sólo tenían que nadar hasta llegar a la playa para terminar el viaje. Algunos de ellos se ahogaron antes de alcanzar la costa. La policía no ha informado sobre la cantidad que los inmigrantes habían pagado por esta estafa, aunque el precio suele rondar las 150.000 pesetas.

Las autoridades marroquíes han detenido a unas cuarenta personas, entre ellas cuatro organizadores de la red clandestina de inmigración. La policía asegura que un concejal del municipio de Mulay Buselham, de donde partieron las pateras, está implicado en el caso.

Un suceso similar a éste fue ocultado por las autoridades marroquíes y españolas durante un mes el verano pasado. El 6 de julio de 1998, 38 inmigrantes marroquíes murieron en aguas jurisdiccionales de ese país cuando trataban de entrar de manera clandestina en España en una patera.

30 sudarios

Los equipos de rescate españoles no intervinieron porque para ello necesitaban la petición expresa del Gobierno de Marruecos, que se limitó a pedir 30 sudarios a la Delegación del Gobierno en Melilla para cubrir los cuerpos. El PSOE exigió una explicación clara al Gobierno, puesto que según ellos había conocido la noticia.La cifras sobre los muertos en el Estrecho de Gibraltar siempre son confusas debido al silencio informativo de la autoridades marroquíes. El Defensor del Pueblo de Andalucía cifraba hace poco en 1.000 los fallecidos en los últimos cinco años, lo que ha provocado que SOS Racismo califique el Estrecho como "la fosa común más grande de Europa".

Por otro lado, un inmigrante indocumentado resultó herido grave ayer a consecuencia de una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) con una patera a la que perseguía en la costa de Almería. Otros siete inmigrantes de nacionalidad marroquí fueron detenidos. La lancha de los inmigrantes fue avistada la noche del martes y, según la Guardia Civil, transportaba fardos que supuestamente contenían droga. Los paquetes fueron arrojados al mar en el transcurso de la persecución que realizó una embarcación del SVA, que había sido avisada por la Guardia Civil.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999

Más información

  • La mafia que les trasladaba les hizo creer que ya estaban en España