ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 3 de marzo de 1999
CIENCIADIRIGE EL CENTRO DE LA CAIXA

Wagensberg critica la concepción clónica de los museos de la ciencia

El director del Museo de la Ciència de la Fundación La Caixa, Jorge Wagensberg, impartió ayer en Valencia una sugestiva conferencia sobre cómo a partir de una pieza -un ámbar con 88 hormigas fosilizadas, con 40.000 millones de años- se puede desarrollar una colección y una investigación como ha realizado el centro catalán. "Coger una pieza e investigar es mucho mejor que adquirir cosas clónicas que cualquiera puede comprar", comentó.

El director del museo barcelonés de la ciencia, gran conocedor de este tipo de centros, criticó la concepción museográfica que no atiende a la investigación científica como fundamento de la mayor parte de su colección. Sobre el Museo de la Ciencia Príncipe Felipe de Valencia del que Santiago Grisolía es uno de sus responsable, Wagensberg dijo desconocer cuál será su contenido. En este sentido señaló que "ha habido muchos proyectos" y que sólo conoció el original de hace años. De hecho, se mostró sorprendido por que la comunidad científica valenciana tampoco sepa mucho más del museo que se inaugurará en los próximos meses. En su conferencia titulada Tarde calurosa de brisa racheada en el oligoceno que dio en el Col.legi Rector Peset de la Universidad de Valencia, el también catedrático de Física sostuvo que un museo de la ciencia no debe cohibir a los ciudadanos y debe crear un espacio común de carácter científico y cultural, que sea interactivo y que provoque el ansia de conocimiento también por la vía emocional. En su intervención, a propósito del casual descubrimiento de un ámbar del oligoceno en Santo Domingo que abrió el camino a la constitución de la actual colección de 500 piezas del museo de la La Caixa, Wagensberg relató de forma didáctica y lúdica cómo la inclinación de las antenas de dos grupos de hormigas enfrentadas revela, entre otras razones, que en el día en que les cayó la gota de resina, luego convertida en ámbar, había viento racheado. También destacó el aspecto casi idéntico entre un escorpión del oligoceno de 40.000 millones de años y uno actual. Fueron algunos de los múltiples apuntes de una conferencia convocada a raíz de la exposición Atrapados en el ámbar que organizó La Caixa en el Jardín Botánico de la Universidad de Valencia.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana