ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 12 de enero de 1999

Gastos pagados

La directiva de la AECC en Murcia confía en que la reciente admisión a trámite de la denuncia contra el anterior presidente de la entidad, José María Alcázar, no tenga efectos negativos en las próximas cuestaciones. El actual delegado, Francisco Carrasco, indicó ayer que se "trata de una demanda personal contra Alcázar" y que, por tanto, no debe repercutir en las futuras actividades de la entidad.

La denuncia fue presentada en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Murcia el pasado julio, después de que José Luis Gómez, conde de Coria, recibiera una carta de un destacado dirigente de la asociación en Murcia, en la que le transmitía una amplia relación de presuntas irregularidades presuntamente cometidas por Alcázar, al que acusaba de apropiarse de fondos de algunas cuestaciones. Este antiguo dirigente no quiso hacer declaraciones ayer sobre la decisión del juez.

Alcázar fue ascendido a consejero nacional por el anterior director general, Ricardo Alba, meses después de que se denunciaran las irregularidades. Asimismo, Alcázar fue generosamente ayudado por la Asociación para que se tratara el cáncer de próstata que padece en una clínica de Houston (Estados Unidos). Los gastos por dichos viajes fueron muy elevados, ya que incluía pasajes en preferente tanto de él como de sus familiares, abonos de sastrería en algunas ciudades norteamericanas o los licores adquiridos en las tiendas de los aeropuertos.

Cecilia Reinoso, la mujer que actualmente lleva las riendas financieras de la AECC, investigó el caso de Murcia e informó de que la actuación de Alcázar había sido intachable.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana