ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 10 de diciembre de 1998

José Hierro elogia la claridad de la voz del poeta al recibir el Premio Cervantes

El escritor declara que siente "satisfacción y vergüenza" y celebra la noticia con un recital

PREMIO CERVANTES A LA POESÍA. Escritor del dolor y de la resistencia, José Hierro (Madrid, 1922) obtuvo ayer el Premio Cervantes de Literatura. Después de siete años de silencio, Hierro publicó, este año su último poemario, Cuaderno de Nueva York. Su anterior trabajo, Agenda, apareció después de otro largo mutismo, porque para él la poesía "Sopla donde y cuando quiere". Después de vivir su infancia y adolescencia en Santander, Hierro llegó a Madrid con el lastre de la guerra civil y de cinco años de cárcel. Formó parte, con Blas de Otero y Gabriel Celaya, de la llamada poesía social, y desde entonces mantiene que la poesía nace de la realidad, pero es lo único que la cambia.

Nervioso y resoplando por la agitación que le provocó saber que le habían concedido el Cervantes, no apta para sus pulmones de fumador empedernido, el poeta José Hierro (Madrid, 1922) no ocultaba ayer por la tarde en Barcelona, donde había acudido para cerrar un ciclo de poesía en el Centro Cultural de la Fundación La Caixa, su satisfacción y a la vez "vergüenza" por haber sido galardonado con el más importante premio de las letras en español "Hace unos días, cuando se hablaba de una terna de posibles candidatos, entre los que yo estaba, comentaba con unos amigos la sorpresa que se tiene cuando te dan un galardón. Pero lo cierto es que cuando se recibe un premio como éste, que reconoce el trabajo de toda una vida, tengo un sentimiento contradictorio: entre orgullo y vergüenza. Orgullo por la satisfacción del premio y el reconocimiento y vergüenza porque siempre pienso que hay gente más importante que yo. De hecho, considero que este premio se lo he robado a escritores más importantes que yo", sentenció el poeta quien, apenas recuperado el aliento, encendió un cigarrillo antes de enfrentarse a las preguntas de los periodistas.

Hierro supo que le habían con cedido el Cervantes cuando estaba a punto de abandonar el restaurante donde almorzó con los organizadores del ciclo poético en el que participó por la tarde. Los premios, y José Hierro ha recibido algunos de los más importantes —Príncipe de Asturias (1981), Nacional de las Letras (1990) o el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (1995)—, no estimulan, sin embargo, al poeta, según dijo. "Los premios me producen satisfacción, pero no la necesidad de escribir. Lo único que me mueve a escribir es la necesidad de expresarme".

Reivindicó ayer el poeta la necesidad de "la voz para que la poesía llegue mucho mejor al público". "La poesía es como la música. No es que a la gente no le guste, pero no todo el mundo sabe leer la, al igual que no todos saben leer partituras. Por ello es muy importante que la poesía llegue al público a través de la voz, leída. Porque la poesía se entiende cuando se escucha".

Cuando el jurado del Cervantes dio ayer por la tarde a conocer el nombre del ganador, no había podido localizar todavía a José Hierro en Barcelona para felicitar le, según aseguró el académico Fernando Lázaro Carreter. En la decisión del jurado ha pesado, sobre todo, el principio y el final de su obra: La quinta del 42, publicada en 1952, que fue "una revelación", y Cuaderno de Nueva York, su último poemario, publicado por la editorial Hiperión este año.

Las deliberaciones del jurado fueron intensas y se alargaron más de lo previsto. El nombre del académico Pedro Laín Entralgo pesó hasta el último minuto. Eso sí, la decisión final fue mayoritaria y es tuvo arropada por todos. El jurado al completo, integrado por Fernando Lázaro Carreter, Federico Pelzer, Domingo Ynduráin, Carmen Iglesias, Victorino Polo, Camilo José Cela, Luis Izquierdo y Mario Vargas Llosa (Cabrera Infante excusó su asistencia por enfermedad), hizo acto de presencia en la conferencia de prensa en la que se anunció el nombre del galardonado. El Premio Cervantes está dotado con 15 millones de pesetas y en las últimas ediciones ha sido otorgado a los españoles Camilo José Cela y José García Nieto y al cubano Guillermo Cabrera Infante.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana