Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La rotura de un oleoducto derrama 400.000 litros de gasóleo hacia el río Genil

El Ayuntamiento pidió en abril el desmantelamiento de la red, la más antigua de España

Una rotura en el oleoducto Rota (Cádiz)-Zaragoza, que gestiona la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), provocó ayer el vertido de unos 400 metros cúbicos de gasóleo A (400.000 litros) en Écija (Sevilla), que desembocaron parcialmente en el río Genil. El derrame, detectado a las 10.00 horas debido a una bajada de presión en el flujo petrolífero del tramo, ha afectado principalmente a las tierras agrícolas y al arroyo donde afloró el gasóleo. El Ayuntamiento de Écija pidió hace cinco meses el desmantelamiento del oleoducto, el más antiguo de España.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, después de inspeccionar todo el curso del río Genil, minimizó el impacto del incidente y se basó para ello en la elevada volatilidad del gasóleo y la cantidad desparramada, que fluyó entre las 10.00 y las 12.00 horas, hasta que se interrumpió el vertido.Los 400 metros cúbicos derramados -que llenarían una piscina de 10 metros de lado y 4 metros de profundidad- son "insignificantes en relación con el caudal", según el comisario de aguas, Juan Saura.

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía José Luis Blanco también minimizó el alcance del siniestro. Sin embargo, al señalar que el vertido no constituye una cantidad "escandalosa ni preocupante", matizó que "tampoco es despreciable, ya que equivale a 20 camiones llenos de combustible". Pese a que las tareas de limpieza se iniciaron inmediatamente, Blanco estimó que se prolongarán "al menos" dos o tres meses, informa Europa Press.

El Genil, a su paso por Écija, renueva un millón de metros cúbicos de agua al día. Las tierras agrícolas de la zona y el arroyo del Piojo, donde afloró el gasóleo, serán las zonas más afectadas, según la Confederación.

Según el responsable de Medio Ambiente de la Junta, el vertido ha afectado a unos 150 metros del cauce del río Genil, lo que Blanco precisó que supone una superficie "mínima" gracias a que el arroyo del Piojo está prácticamente seco, por lo que sólo se aprecian "charcos y zonas estancadas".

Un equipo de emergencia trataba ayer de atajar el impacto producido en el área, con el bombeo de pozos, la construcción de cercos de contención y la absorción del producto vertido en el río. Grupos de vecinos se sumaron por la tarde a las labores de recogida.Mediante cadenas humanas, los voluntarios recogieron el combustible vertido en garrafas y cubos, informa Efe. El gasóleo podía ser recogido fácilmente ya que pesa más que el agua y por tanto flota. Los vecinos transportaban los recipientes llenos en sus coches y furgonetas.

La rotura del oleoducto, cuyas causas no han sido concretadas por CLH, fue detectada en la central, en Madrid, al producirse una bajada de presión en el flujo de los productos petrolíferos en el tramo Sevilla-Córdoba, enterrado a unos tres metros de profundidad. Un sistema automático, controlado vía satélite, activó el cierre de las válvulas de seguridad para bloquear la circulación del producto.

El flujo entre Rota y Zaragoza seguía interrumpido ayer por la tarde en el tramo del incidente (El Arahal-Adamuz), pero las ramificaciones de la red garantizan el transporte alternativo.

El oleoducto que une Rota (Cádiz) y Zaragoza, de 776 kilómetros de longitud, fue construido en 1958 por el Ejército estadounidense para abastecersus bases militares. Desde entonces, ha sufrido cinco accidentes, informa Efe. En enero de 1988 se produjo el único de los que sucedió en Andalucía, la rotura en el término municipal de Villafranca (Córdoba), producida por el choque con la tubería de una excavadora que causó el vertido de 240.000 litros de gasóleo.

En 1974, un tractor rompió la instalación en plena zona rural, a seis kilómetros de Mora de Toledo, tras lo que se derramaron 400.000 litros de gasolina de 85 octanos. El oleoducto fue perforado en 1986 por una máquina de obras públicas en Morata de Jalón (Zaragoza), y en esa ocasión se produjo la fuga de 280.000 litros de queroseno. En 1996, la rotura de la tubería causada por el choque de una excavadora originó un incendio, cerca de Alcalá de Henares.

El Ayuntamiento de Écija, gobernado por el Partido Andalucista, solicitó en abril el desmantelamiento del tramo y la construcción de un nuevo oleoducto a unos 10 kilómetros de la población. La Confederación Ecologista Pacifista de Andalucía lamentó que el incidente contribuya "al deterioro del ecosistema"y agrave la situación del río Genil, al que se vierten aguas sin depurar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998