ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 18 de septiembre de 1998

Tinto Brass insiste con "Monella" en la fórmula del cine erótico

La película se estrena hoy en España

El veterano cineasta Tinto Brass (Milán, 1933) continúa fiel a sí mismo: por la senda de cine erótico de consumo.Monella cuenta la historia de una jovencita cuya mayor virtud es un portentoso trasero que exhibe impenitentemente como reclamo a lo largo de casi dos horas de película. Ennoviada con un panadero, el argumento se resume en la rebeldía de ella ante la pretensión del joven de conservarla virgen hasta el matrimonio. Y lo consigue, no sin antes mantener algunos escarceos con el amante de su madre, encarnada por la mito erótica italiana Serena Grandi.

"Existe un gran espacio y muchas posibilidades en el mercado para el cine erótico, pero sigue habiendo muchas presiones de gente que no entiende la diferencia entre cine erótico y pornográfico y que provocan que se dé más espacio al pornográfico". Esa diferencia entre ambos está en el objeto que estimula, según el director de Salón Kitty (1976): "En el pornográfico, sólo la erección, y el otro, una emoción".

A la protagonista, Anna Ammirati, actriz primeriza -que se expresa fuera y dentro de la cámara con igual desparpajo-, no le ha sido difícil rodar algunas escenas de porno blando. "La relación con mi cuerpo siempre ha sido muy libre y me ha ayudado mucho que Tinto tenga mucha sensibilidad; no rodaría lo mismo con otro". Brass elige a las actrices mediante la prueba de la moneda. "Tienen que llegar al casting vestidas y sin bragas. Tiro una moneda y de la forma como la recogen ya sé cuáles son sus límites".

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana