Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil recupera diez cadáveres en aguas de Marruecos

La Guardia Civil de Melilla rescató ayer por la tarde los cuerpos sin vida de diez inmigrantes de rasgos bereberes que viajaban en una patera que naufragó frente a las costas marroquíes y a cinco millas del litoral melillense, según informó la Delegación del Gobierno.Sobre las 17.30, una embarcación recreativa alertó al Equipo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (EEAS) y a la lancha Salvamar de la Cruz Roja del avistamiento en aguas jurisdiccionales marroquíes de tres cadáveres, entre Cala Blanca y Punta Bermeja. La Delegación del Gobierno alertó a las autoridades marroquíes y ofreció su colaboración, que fue aceptada por las autoridades de Nador (Marruecos), por lo que se enviaron al lugar de los hechos medios humanos y materiales para proceder al rescate.

A continuación, los EEAS y los efectivos de la Cruz Roja hallaron dos cadáveres flotando a escasos metros de la costa marroquí y la embarcación tipo patera en la que viajaban, que fue descubierta tras un rastreo submarino.

En un radio de 25 metros de la patera, que disponía de cabina y tenía unos siete metros de eslora, los servicios de salvamento localizaron otros ocho cadáveres y 50 kilos de hachís repartidos en dos fardos. Todos los cadáveres y la droga encontrada fueron entregadas a última hora de la tarde a las autoridades marroquíes en el puerto de Beni-Enzar, al norte de Marruecos, según la Delegación del Gobierno, que ha informado de que no han aparecido supervivientes en la zona rastreada, donde soplaba un fuerte temporal.

Este hallazgo confirma, según la versión oficial, que las mafias marroquíes utilizan este método combinado de tráfico de personas y de sustancias estupefacientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de septiembre de 1998