Selecciona Edición
Iniciar sesión

La última pelea de Muhammad Ali, en "El País Semanal"

Muhammad Alí, el que fuera campeón olímpico y mundial de boxeo y rey de los rings durante los años sesenta y setenta como Cassius Clay, libra hoy su última batalla contra un contrincante invisible: la enfermedad de Parkinson. A pesar de las graves secuelas de su dolencia, que ha ralentizado su voz y sus movimientos, el legendario peso pesado norteamericano, que cambió su nombre al convertirse a la fe musulmana, declara estar ahora más cerca de Dios que nunca en una entrevista que publica este fin de semana El País Semanal."Quiero que la gente diga: "Luchó por sus derechos. Luchó por su pueblo. El hombre negro más famoso del mundo. Un gran creyente en Dios". Así desea ser recordado Muhammad Alí, considerado el mejor boxeador de todos los tiempos, retirado en una granja del Estado norteamericano de Michigan, de la que sólo sale para actos muy concretos o para los tratamientos que requiere su dolencia, casi segura consecuencia de los golpes recibidos en su carrera, pese a que fue de los boxeadores menos castigados. El ex campeón dice no echar de menos el boxeo y no creerse acreedor de la piedad de nadie por los sufrimientos que conlleva su dolencia: "Todo tiene un propósito", afirma.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de agosto de 1998