Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco inmigrantes tunecinos mueren al incendiarse su barco en Génova

Cinco inmigrantes clandestinos tunecinos murieron ayer en un incendio declarado en un barco que acababa de llegar al puerto italiano de Génova, según informaron las autoridades italianas. Los cinco fallecidos formaban parte de un grupo de ocho inmigrantes de nacionalidad tunecina que horas antes habían sido descubiertos por la tripulación de la nave Lindarosa, propiedad de la empresa italiana Levantina Transportes, donde se declaró el fuego.

Los ocho inmigrantes, que pretendían entrar ilegalmente en Italia, fueron descubiertos por los tripulantes del Lindarosa durante la descarga en el puerto genovés de los automóviles y camiones que el buque transportaba desde Túnez.

Según el piloto del barco, los ocho tunecinos fueron encerrados en dos cabinas pertenecientes a la tripulación. Al parecer, el fuego se declaró, por causas todavía desconocidas, precisamente en dichas cabinas mientras la nave, recién descargada, se dirigía a un muelle cercano, donde iba a permanecer atracada durante cinco días para ser sometida a diversas reparaciones. La policía condujo a tierra a tres inmigrantes, uno de ellos esposado, y otros dos con rastros de quemaduras en sus ropas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de julio de 1998