ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 23 de julio de 1998

Condena contra Levantina por forzar a sus guardas a afiliarse a Falange

El titular del Juzgado de lo Social número 8 de Valencia elevará a la fiscalía -por si los hechos fueran constitutivos de un delito- la actitud de Levantina de Seguridad, una empresa que obliga a sus trabajadores a integrarse en dos organizaciones ultraderechistas para acceder y posteriormente progresar en su oficio de guarda de seguridad. Según Juan Javier Campos, el magistrado responsable de la sentencia, "la empresa demandada impone a sus trabajadores" la afiliación al "sindicato Central Obrera Nacional Sindicalista (CONS) y a la FE-FNS (Falange Española-Frente Nacional Sindicalista), tanto para obtener el ingreso en la misma, cuanto para, en el desarrollo de la relación laboral, obtener ascensos en ella". El juez señala que esta práctica vulnera la libertad de sindicación, "un derecho constitucional fundamental". Y para reforzar esta tesis detalla las conexiones entre los dos grupúsculos de ultraderecha y Levantina de Seguridad, compañía cuyo jefe de seguridad, José Luis Roberto, es a su vez abogado de las organizaciones fascistas. Según el fallo, "se aprecia la indudable vinculación entre las empresas y las organizaciones sindicales de ideología conocida y públicamente expresada". Valga un ejemplo: el talón mediante el que la empresa retribuye a los trabajadores "lleva inserto el sello de CONS". Además, Levantina de Seguridad forzó a su trabajador a pasar por situaciones esperpénticas "por temor a perder su puesto de trabajo", como "vestirse de nazi en el pub Lili Marleen " o "asistir a un campamento de la Organización como monitor". Además, siempre según el fallo, la compañía demandada incurrió en varios "incumplimientos empresariales graves", tales como un fraude de ley en la contratación del afectado, modificación injustificada del horario de trabajo o remuneraciones superiores a las reflejadas en nómina. Ésta es la segunda condena contra la compañía por idéntico motivo. Los argumentos esgrimidos por el juez para decretar resuelto el contrato que unía al trabajador con Levantina de Seguridad no son compartidos por Roberto. El jefe de seguridad de la firma asegura que el fallo es consecuencia de la "confusión entre la administración de Justicia y la de lotería. Sólo responde a un juicio político provocado por un mentiroso". Según Roberto, "es absolutamente falso que Levantina de Seguridad obligue a sus trabajadores a afiliarse a ningún partido o sindicato".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana