ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 3 de julio de 1998

Túnicas transparentes y pantalones de flores para el hombre actual

Concluye la semana de la moda de Milán

, Las grandes firmas de moda buscan la manera de atrapar a los hombres en las mismas redes del consumo desenfrenado en las que se encuentran las mujeres. Las colecciones de primavera-verano presentadas en la semana de la moda de Milán,que concluyó ayer, son una muestra palpable de los esfuerzos modisteriles por romper las barreras del clasicismo que atenaza a la moda masculina.

De la mano del norteamericano Tom Ford, modista de la afamada casa Gucci, y de los más excéntricos, Moschino y Jean Paul Gaultier, los hombres se convierten en alegres portadores de camisetas o túnicas transparentes, pantalones de flores o camisas de colores chillones perfectamente canijas. Tampoco han faltado las faldas en esta edición de la pasarela de Milán, donde no todo lo exhibido pertenecía a la categoría de moda imponible.En medio de la vorágine innovadora sólo un diseñador, Valentino, se ha mantenido fiel al clasicismo. Sin embargo, y por motivos extra-profesionales, la colección del modista italiano ha sido la que ha levantado más polvareda. Su única aportación verdaderamente innovadora, una línea de bañadores en cachemir, contó con el apoyo de un excepcional modelo, Gabriele Albertini, alcalde de Milán que, sin mayores problemas, se dejó fotografiar en slip.

Junto a un Valentino superbronceado y perfumado, Albertini, alcalde de centro-derecha de la capital lombarda, se ha llevado un rapapolvo de los obispos italianos, que a través del diario de la Conferencia Episcopal Avvenire han llamado al alcalde al orden, pidiéndole que deje a los modelos profesionales esas exhibiciones.

Rompedora

La propuesta Gucci ha sido, seguramente, la más rompedora y una de las que mejor ha sido acogida. "He pensado al diseñar la colección en hombres jóvenes", comentaba Ford al terminar su desfile en el que los modelos habían exhibido prendas confeccionadas en tejidos ligeros en la frontera misma del corte femenino.Pero no todo ha sido ruptura. Un soplo de clasicismo ha llegado también a la pasarela milanesa con las colecciones de Giorgio Armani, que se permite audaces cortes en cuellos de sueter y camisas y diversidad en la longitud de los pantalones, Gianfranco Ferré y la línea minimalista de Prada.

La colección Ferré aporta pequeñas novedades al diseño de trajes (con bolsillo rematados por grandes puntadas), tejidos de lino termotratado, pantalones blancos con el borde de silicona negra, y un aire general napolitano. La línea Ferré acata también lo que parece una tendencia insoslayable en la ropa masculina de la próxima primavera-verano: la inspiración deportiva. El peso de esta tendencia es fortísimo a tenor de lo visto en la pasarela milanesa. El americano Calvin Klein, por ejemplo, que acaba de firmar un acuerdo para producir sus modelos en Italia, lanza una propuesta mixta con pantalones de jogging y camisetas en piel finísima que causaron sensación entre el público.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana